PAGINAS

martes, 26 de octubre de 2010

EL MUNDO EN EL QUE VIVIMOS



    En el mundo actual cada dos por tres esta cambiando, necesitamos algo que estimule a los seres que habitan el, estamos destruyendo a pasos a gigantados nuestro habitad, la Madre Naturaleza nos advierte, del peligro que corremos, al enfrentarnos a ella. Tenemos medios y no soluciones, avanzamos en  tecnologica pero no en esencia espiritual y por si fuese poco nos alejamos de Dios.

  Estamos en pleno siglo XXI en vez de ir hacia adelante vamos hacia atrás, nos quejamos por todo, nos irritamos por cosas que no merecen la pena, queremos mas y mejor, sin importarnos los demás, cuando hay otros que no tienen ni la mitad que nosotros, encima mucho de nosotros nos creemos el centro del universo, ¿Como es posible que hallamos llegado hasta este punto? ¿A caso no somos quien creemos ser? ¿Por que tantas Hambrunas, tantas guerras, tanta violencia, tanta intolerancia, tanta incomprensión...?



  Hoy todo se basa en el poder y en dinero, nos alejamos de nuestra espiritualidad, nos alejamos el amor hacia todo tipo de seres vivos y nos distanciamos de Dios. En vez de mirar en nuestro interior, miramos hacia el exterior, buscando cosas innecesarias creando mas sufrimiento, mas apego y mas deseos que la mente no para de pedirnos, así vivimos a lo largo de nuestra existencia, luego con la vejez aparece la sensacion de vació.



    La Vida es lo mas valioso que el ser humano tiene, cuando nacemos venimos sin nada, tal y como la naturaleza, nos ha creado, con cuerpo, mente y alma, pero dotados de dones espirituales. Al igual que nacen los humanos, también nacen otras formas de vida, el saber vivir la vida es lo mas sencillo, de lo que nosotros nos imaginamos, solo que aveces nos la complicamos nosotros mismos y a los demás, solo basta adoptar un pensamiento correcto y una consciencia mas abierta, al hacer esto creamos mas sensibilidad con nosotros mismos y crecemos como seres humanos.


     Abramos mas el pensamiento, trabajemos mas la mente, sintamos mas con el corazón, oremos mas, ya que la fe mueve montañas, alejemonos de todo aquello que nos perturba, que en vez de crear lo único que hace es destruir, lloremos mas cuando nos sentamos felices y riamos de felicidad al disfrutar de un nuevo día, seamos tan naturales como lo es el agua, ayudemos sin esperar nada a cambio, amemos incondicionalmente y cuando hagamos algo pongamos en el lugar de la otra persona, para no lastimarla. Todo esto es una gran aptitud y que demuestra a los demás de quienes somos y como somos, pero de una manera mas humilde y sencilla.

    Todo es amor, hemos venido por amor, demos mas amor al mundo y este sera mejor, abramos el corazón  sin perjuicios y los sentimientos fluirán convirtiéndose en gratitud hacia la vida y hacia el universo, entonces empezaremos a fluir y ser felices, Hagamos esto por un mundo mejor, mas armonioso y mas estable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario