PAGINAS

martes, 23 de noviembre de 2010

LA OBSERVACION DE LA VIDA -LAS ENFERMEDADES-

  
  La felicidad a veces la vamos buscando afuera, cuando en realidad esta dentro de nosotros. ¿Somos acaso conscientes de que la gran mayoría de las veces, a lo largo del día, pensamos una y otra vez, lo mismo?. A manudo estamos dejándonos seducir por nuestros sentidos externos y nuestra mente, constantemente no para de pensar una y otra vez, haré esto luego, iré allá, me voy a ir de vacaciones el próximo año a.... así una y otra vez. ¿A donde nos conduce esto? A vivir soñando despiertos, desaprovechando cualquier instante de la vida, para ir creciendo e ir evolucionando como ser humano.

     Cuando pensamos algo negativo o destructivo, proviene todo del estado mental en el que nos encontramos en esos instantes, pero es producto también de como somos nosotros, de como interpretamos los sucesos, que ocurren en ella en la vida, su aceptación es la palabra clave, sintiendo que aunque la vida no es como a nosotros nos gustaría que fuese, es lo que hay, mediante una aptitud positiva, llena de amor, acertando todo aquello que no nos gusta, que nos pase como una prueba que la vida nos pone, encontraremos algo positivo de ello, creceremos y sobre todo de la propia experiencia, daremos un paso hacia adelante en la vida y seremos grandes personas.

    Las enfermedades vienen y van, pero también hay enfermedades mortales, como lo son el cáncer y el virus del SIDA, pero hay otra que son creadas por nosotros, por nuestra ignorancia y no las aceptamos como algo positivo, como algo para crecer y para que se producía ese cambio que todo ser humano anhela.

    Otras veces no recreamos en las propias enfermedades de otros, hablando una y otra vez, hasta incluso llegando a convertirlas como en una obsesión, como si fuese nuestra, sin darnos cuenta, inconscientemente, creamos mas sufrimientos inútiles, que esas repercuten en nuestra salud emocional y a veces hasta física.

    Cuando hablamos de enfermedades, hasta sentimos como si fuesen nuestras, en vez de ser felices de como estamos, de sentir la vida como algo bello, de sentir como podemos mover el cuerpo a voluntad, de poder correr, de poder movernos por el mundo físico, de poder expresar nuestros sentimientos y emociones de todo tipo a otros niveles de conciencia.

    Siempre esta buscando algún mal en vez de buscar un sentimiento de gratitud hacia la existencia, hacia Dios hacia un nuevo despertar, eso nunca lo buscamos, nos gusta mas crear negatividad con nosotros y hacia los demás, por que si nosotros no somos felices los demás tampoco, sentimos ira, impotencia o hasta envidia, por que no soportamos que otros sean felices.

    Debemos despertar hacia otro tipo de conciencia, a darnos cuenta que la gran mayoría de enfermedades, las hemos creados nosotros a voluntad, siempre pensando mal, criticando, haciendo mal a otros seres, la infelicidad, intolerancia, la creencia de que nuestra visión hacia vida es la correcta, debido en que otros puntos de vista a los que no son nuestros no valen y la violencia que generamos en algunos momentos de nuestra vida, con nosotros mismos y de cara hacia los demás, esa la vuelve a traer a nosotros, luego preguntamos el por que me tiene que pasar estas cosas, no nos damos cuenta de que esas cosas que nos pasan es el fruto de toda acción incorrecta, que hemos creado en el pasado (ley de causa y efecto).

    Aprendamos a vivir mas en armonía con nosotros mismos y con los demás, aceptemos las enfermedades como al positivo, como un cambio muy importante, ayudemos a los demás a que cuando estén enfermos, les demos mucho amor y comprendamos a aceptar su sufrimiento como en algo que nosotros podemos cambiar con un simple gesto de compasión, solamente así seremos felices y sanaremos a los demás, mediante el amor y la compasión. Desde aquí os digo que nunca es tarde para hacer el bien sin mirar a quien, llevando todo lo mejor de nosotros mismos..

No hay comentarios:

Publicar un comentario