PAGINAS

sábado, 4 de diciembre de 2010

EN LA CRESTA DELA OLA (SWAMIY SATYANANDA)

    Las cosas como ya sabréis no ocurre como costantemente pensamos, son causales y no casuales, pensad por un instante en como pensáis, como habláis y sobre todo como ejercéis cada acción en vuestras vidas. Ahora yo os hago unas preguntas para haceros reflexionar

 ¿Sois conscientes de lo que pensáis, del engaño que estáis sometidos por la tortura de vuestra mente que cada dos por tres piensa en un pasado atormentado, que esas ideas, experiencias o incluso vuestro sufrimiento inútil no te deja vivir en aquí y el ahora, esos pensamientos que te atormentan acaso es el producto de la mente y no del corazón?

¿Sois conscientes de como habláis, buscando la perfección en las relaciones con los demás, cada dos por tres, cuando estos se dan la vuelta, ya estamos juzgando a esas personas, de como son, como podrían ser mejores, que imperfecciones tienen, cuando en realidad todos y cada uno de nosotros somos imperfectos?


¿Y el ego que cada dos por tres nos hace creer que somos superiores de cara hacia otros seres, representandonos, descubriéndonos e imponiendo nuestras ideas totalmente erróneas, absurdas o mundanas, creyendo que somos mejores que otros seres, por temer otro tipo de pensamiento totalmente mas positivo? ¿Por que no se pueden ver las ciscustancias o diferentes puntos de vista o de otras maneras?

¿Y cada acción que realizamos como la ejecutamos? ¿Acaso la violencia es la mejor idea para imponer nuestras creencias? ¿No es mejor hacer el Bien sin mirar a quien? ¿Dar amor sin esperar nada a cambio, tan solamente por la felicidad incondicional de otros personas? ¿Nos damos cuenta de que la vida es corta para estar siempre peleando por nuestras creencias de todo tipo por que otras tienen otras?  

    Cada accion lleva una consecuencia, esta puede ser buena para nosotros o mala para otros, pero también es importante saber de que no quiero para mi para otros menos a un para otros,todos somos hijos de Dios y cada uno de nosotros es amor, allá a donde vayamos debemos llevar amor y no destrucción, debemos de canalizar ese amor hacia los demás y compartir la felicidad que llevamos dentro.En alguna etapa la podemos perder por una serie de circunstancias, ya que todo todo cambia en esta vida, pero la vida es justa y generosa, aquello que dimos en su día, la causa que creamos, sin darnos cuenta aparece,

    A veces perdemos el optimismo y las ganas de vivir, por causas, pero siempre hay alguien que te las vuelve a recordar, como es el ejemplo de mi buen amigo Isma, que gracias a el me volvió a recordar con este escrito tan bonito y tan especial de nuestro Guro Swami Satyananda, el por que de mantener una aptitud positiva y llena de esperanza hacia la vida y a sus múltiples causas, desde aquí le doy las gracias por que sin darse cuenta el me hace mucho bien. Gracias amigo del alma!!!!!! Aquí os dejo este lindo poema el cual es muy especial.


"Ser optimista es mirar todo lo que sucede en la propia vida como si fuera lo mejor que  podría ocurrir. Que el orden de los acontecimientos en el Universo es para el más alto bien. A este tipo de temperamento lo podemos llamar solar, y es lo opuesto al temperamento pesimista.

Un optimista ve oportunidades en toda dificultad, un pesimista ve dificultades en toda oportunidad. Un optimista recibe lo mejor de la vida, espera lo mejor y da lo mejor de él en toda circunstancia y en toda relación. Tiene una actitud positiva con la gente que encuentra.


 


El optimismo es esperanza. Es una vida feliz. Salva a las personas, las hace felices y contentas.

Siempre hay un lado positivo en cada situación. Hay que adoptar una actitud llena de esperanza y de confianza en uno mismo. Con esto, media batalla está ganada. El accidente no es tan terrible como en un principio se pensó, la montaña no es tan empinada ni la dificultad tan grande como se anticipó. Y las cosas siempre salen  mejor de lo esperado…"

Swami Sivananda



Tryambakam yajamahe sugandhim pushti vardhanam
Urvarukamiva Bandhanaan Mrtyor mukshiya maamrtat











No hay comentarios:

Publicar un comentario