PAGINAS

lunes, 27 de diciembre de 2010

HEROES POR UN DIA CAPACITADOS POR SIEMPRE EN LA CARRERA DE LA VIDA

    Como ya sabréis mucho de vosotros tengo una importante discapacidad física, en los pies, en las manos y en el habla, pero esta me permite hacer de todo, como andar y correr, coger las cosas con las manos, escribir y lo mas importante de todo hablar con el corazón, cosa que otros aun no han aprendido hacerlo, ni tienen  tolerancia, ni amor al prójimo, ni siquiera civismo o educacion, es lamentable que esto aun sea peor que la jungla, en la cual gana el mas fuerte comiéndose al mas chico.

    Cuando empiezas hablar con el corazón se puede llegar a trasmitir alegría, felicidad, ganas de vivir, reír, dicha, entendimiento...Todo esto no viene de la mente, ni del cuerpo, sino que me viene de mi fe en Dios y el amor que tengo en mi corazón, de cara ami y hacia los demás, ahora en estos momentos de mi vida, no me cambiaria ni por nada ni por nadie, vine al mundo así y así me iré, a pesar de lo que digan otros, ya que yo no tengo ningún problema, ya que el problema lo tienen ellos y en su forma de ver y valorar su vida, aprendiendo a respetar a los demás como seres humildes y sencillos, los cuales aparte de que ya de por si la vida es dura tienen doble reto el superarse así mismos por que han venido con una discapacidad física o Psíquica.

    Cuando Pienso en todas las cosas y oportunidades que la vida me ha dado, miro a atrás y me echo a llorar, ese muchachito el cual era débil e indefenso, empieza a salir de ese gran bache que un dia la existencia le puso, pero no lloro por pena, si no superación, emoción y crecimiento personal, por que digo esto, por que así lo veo, no me queda otra que seguir creciendo como persona y ayudar aquellos que me necesiten, dar amor y trasmitir la palabra paz no esta en la mente, como muchos de nosotros creemos, si no que esta en el corazón y ahí también esta Dios, somos amor y procedemos de el..

    También es cierto que cuando se nace con un discapacidad, se tiende a ridiculizarlos y a ponernos la etiqueta de inservibles, algunos en esta sociedad, algunos de ellos piensan que somos débiles, vulnerables e inútiles, que tenemos que estar en casa encerrados, pero eso es la limitacion de la mente, con sus apegos, con su ego, con sus conflictos y sus fantasmas neurales, que las personas que se creen normales por a ver nacido perfectos, con cuerpos normales, tienen muchas limitaciones entre las cuales su falta de inseguridad y amor así mismos, en pocas palabras  se creen el centro del universo y con ello se creen super hombres, cuando sin pensarlo dos veces, la vida esta llena de sorpresas, y pueden pasar muchas cosas, tales como un accidente, una enfermedad degenerativa, alzeimer.... Estamos expuestos a todo, hoy estamos bien y mañana mal.

    Hace unos meses a tras, hubo una carrera que se realiza por la integracion todos los años, es una carrera solidaria en la cual se celebra la integracion de las personas en esta Sociedad, concretamente con todo tipo de discapacidad, tanto física como psíquica. Quería compartir con vosotros mis lectores, este articulo que cayó en mis manos, aunque no es mio, si he adjuntado algunas cosas mías, para dar mi opinión personal acerca de este evento y de la importancia y repercusión que tiene tanto para ellos como para integrarles a ellos a esta sociedad. Empieza así:



    Era domingo, había amanecido frió y húmedo, las calles estaban mojadas y medio desiertas. Nuestros pasos se encaminaron hasta un centrico bar, para calentar el estomago, con una buena reparadora taza de café. Allí coincidimos con unos amigos que igual que nosotros, tenían la intención de participar en la carrera popular que patrocina una entidad bancaria junto a unas fundaciones de discapacitados físicos y psiquicos.

    Iniciamos la carrera con paso firme y muy decidido, apenas habíamos recorrido 100 metros, cuando nuestro corazón se encogió de la emoción y nuestros ojos se inundaron de lágrimas, al comprobar como y con que dignidad, alegría y amor propio, otras personas jóvenes, niños y adultos, que circunstancialmente se encontraban en otra circunstancia totalmente diferente a la nuestra, participaban en esa carrera, asumiendo sus limitaciones físicas y psiquicas, con una gran dignidad y humildad y feliz de poder hacerlo.

    Junto a ellos, había un numero grupo de jóvenes que, voluntariamente y comprometidos con todos y cada unos de estos participantes en esta noble causa, regalaban generosidad, deificación, esfuerzo y soliradidad por doquier, empujando las sillas de ruedas, alentándoles verbalmente, estimulándoles costantemente, en definitiva dándoles lo mejor de si mismos, ya que el amor hacia los demás es un acto de nobleza y gratitud hacia Dios y hacia la vida.

    Esta sucesión de imagenes nos hizo reflexionar, sobre cuan previligiados eramos y la inmensa mayoría de las veces nos quejamos por casi todo. Es menester que hagamos un profundo análisis, para que de una vez aprendamos a valorar todo y cuanto nos rodea, que no es poco, aceptándonos tal y como somos, dejando de lado las criticas y las lamentaciones tan comunes, de porque siempre me esto o me pasa aquello a mi. Deberíamos hacernos igualmente esta otra pregunta ¿Y por que no me pasa ami?

    A nuestro juicio la felicidad reside en uno mismo y en lo que nos rodea, no es necesario ir en pos de ella. Debemos de evitar lamentarnos tanto, conformándonos con lo que tenemos, eliminando de nuestra mente los juicios de valor, en la sencillez y en la humildad esta lo bonito de la vida.

    Situaciones tan cotidianas como lebantarseindepencia por uno mismo y plena libertad para recorrer este camino como lo es la vida. Nos preguntamos a cuantas les hubiese gustado acudir a ese evento de solilaridad y de jubilo, ya que por múltiples razones no pudieron estar allí.

    Todo el recorrido estuvo jalonado de vivencias que nos impactaron y aleccionaron enormente a ser concientes, si cabe a ser mas compresivos, solidarios y cercanos. También a ser menos egoístas con los demás e intentar por unos instantes, situarnos en el lugar de aquellos que no pueden valerse por si mismos, pero que tienen una actitud muy positiva ante la vida, además de una gran fuerza de voluntad y sobre todo un excelente estado de animo, ya que muchas veces no nos damos cuenta de que el mundo que percibimos esta en nuestra mente y en como interpretamos las cosas tal y como suceden.

     Entrando en la recta final de la carrera, con la emoción contenida, presenciamos como un niño de 12 años, muy aduras penas, se reincorporo de la silla de ruedas en que iba, con un gesto extraordinario de pundonor, decidió concluir a pie los últimos 50 metros, apoyandose en una voluntaria, que esta le sujetaba por un brazo, mientras que su madre le sujetaba por el otro.

    A nuestro entender las personas del colectivo con discapacidad, dignifica con su comportamiento y valentía al resto de los mortales, para nosotros sin ningún genero de dudas, son nuestros héroes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario