PAGINAS

miércoles, 29 de diciembre de 2010

POEMA DE OFRECIMIENTO A LA VIDA Y A LA MADRE NATURALEZA

    Hace unos años atrás, iba paseando yo solo por el monte, estaba conmigo mismo y en el silencio de aquel lugar que me trasmitía paz y sosiego, no era un lugar de esos como estamos acostumbrados a percibir, con cascadas, verde, montañas, prados....Era un sitio árido y seco, pero no por ello era motivo de desagrado. para mi cualquier lugar en el mundo tiene un gran encanto, tan solamente hay que tomar una actitud positiva y sobre todo una gran imaginacion, para cambiar el paraje mas árido y seco en un lugar de ensueño, como si se tratase de un paraíso.

    Ese día amanecí con ganas de ir al monte a dar un paseo yo solo, sin nadie y conmigo mismo, era un día soleado casi de primavera, el cielo estaba totalmente azulado, conforme me iba adentrando en el paisaje natural iba percibiendo un montón de sensaciones, todas ellas positivas.



     Una de las primeras sensaciones que podía percibir era el gran silencio que emanaba en aquel, era como estar en paz en mi interior, luego fueron apareciendo el olor a monte, todo ello impregnado de tomillo y romeo, que salia del suelo totalmente blanco y marron, todo venia unido la fragancia de la tierra, junto al tomillo y al romeo, ese olor me hacia que yo mismo me pudiese relajar aun mas.

     Cada paso que daba, iba perteneciendo mas a ese paisaje tan bello y hermoso, daba las gracias a la vida, a la madre naturaleza y a Dios, por dejarme disfrutar de ese día tan primaveral, lleno de hermosos sentimientos de explosión y jubilo que estaba me estaba regalando incondicionalmente. Se podían escuchar a las codornices, escondidas entre los arbustos, catando a la vida, cantando al amor, dando las gracias por haber tenido a sus crías en esa época, que es la época de reproducción. Luego también vi a un par de águilas revoloteando en el cielo, también podía oír el sonido que emitían. Todo estaba en perfecta armonía al igual, que lo estaba yo, seguro de mismo andando por ese sitio lleno de paz, alejado de todo aquello que me pudiese perturbar

     Una vez que ya estaba totalmente integrado en aquel paisaje, me senté un buen rato, a contemplar aquel espectáculo el cual estaba dejando asombrado y maravillado, debido a las de cosas que podía y estaba percibiendo, entonces decidí crear este bonito poema:

El monte es como  la serenidad de la mente acallada,
El nos muestra toda su belleza, grandeza y paz interior,
armonizando y equilibrando todas nuestras estructuras de nuestro ser interno,
evocando e invocando a nuestra paz interior.
encontrando esa paz que reside en nosotros,
que forma parte del estado natural de todo ser humano,
cuando contempla y domina su mente,
al igual que doma un caballo salvaje para hacerlo dócil,
contra mas se trabaja con la mente por medio de la respiracion y relajación,
esta mas se relaja.

En su brisa, cuando choca con nuestra cara con suavidad,
como si se tratase de un terciopelo, encontramos el sonido del viento,
es como si nos conectase con nuestra respiracion mas profunda,
ya que cuando respiramos encontramos la armonía, el amor y la paz interior,
de esta forma nos ayuda a conectar con nuestro ser interno,
uniéndonos con la existencia de la vida,
pues cuando nacenos inspiramos este elixir de la vida llamado oxigeno,
todo esto forma parte de la vida y de la naturaleza de todo ser vivo.

El sol me enfoca con sus rayos mas profundos y penetrantes,
incidiendo sobre mi suave piel, que sin darme cuenta  se calienta
es como si encendiese un interruptor que da vida a ese paisaje,
dando como una llama de vida en el,
es como si nos iluminase desde el universo infinito,
haciendo presencia, demostrando la grandeza de lo absoluto,
recordándonos a un Buda iluminado en la postura de meditacion,
ofreciéndonos en forma de ofrenda la energía de la vida.
ya que sin el sol no podríamos vivir, 
el es la principal fuente que da color y felicidad a nuestra vida.
¡Gracias mi sol con todo mi corazón!






Doy las gracias a todos los padres y madres, 
gracias a ellos nos crearon, con su amor
También a todos los seres que me rodean,
pues desde el día que nací, me han estado dando todo su amor y su apoyo,
para no sentirme solo y poder seguir en la vida.
Gracias a todos ellos, 
pues de ellos también he aprendido con respeto y admiracion.

Mando también toda mi luz, compasión y amor, a todos esos seres,
que por su ignorancia e inmadurez,
van perdidos por la vida o van sembrando el caos y la destrucción,
no son concientes de todo ese mal que se crean así mismos y a los demás,
de lo que siembra tarde o temprano se recoge y la vida es justa.
¡Pido a Dios de corazón que los ilumine!

Doy las gracias a todos esos seres iluminados,
maestros ascendidos, Swamis (yoguis), Swami Satyananda, 
Monjes Tibetanos, al Papa de Roma y los diferentes lideres religiosos,
a todos y cada uno de los Seres que trabajan,
con amor, esfuerzo y en algunos casos llegando a dar la vida por los demás, 
hacen el bien allá a donde van.

Una mirada, unas palabras de ternura y amor,
un abrazo o un beso,
pues yo se que el bien se genera en el corazón de cada persona,
en la mente lucida y despierta,
en todos los actos y acciones positivas,
gracias a estos seres que provienen de Dios y con su ejemplo,
aprendemos a amar y a querer a todos y cada uno de los seres que nos rodean,
a ellos les mando todo mi amor y respeto,
dándoles las gracias con todo mi corazón.

El mal se genera siempre en la mente mundana ya agitada,
debido a nuestra ignorancia y al egoísmo,
por que muchas veces no somos coscientes 
entre la diferencia del bien y del mal.
Yo le pido a Dios desde mi corazón,
que todas esas guerras, ideas, conceptos absurdos,
condicionamientos, apegos, juicios, 
criticas autodestructivas y deseos innecesarios procedentes del ego.
¡CESEN!

Todo eso que nos envuelve y no nos deja evolucionar,
no mostrándonos el camino del bien y de la verdad,
haz desparezca, encontrándonos el camino de lo espiritual y de la luz,
creando una gran cosciencia individual,
pudiendo estar todos juntos
formando así una sola unidad, la unidad del amor,
aceptando todo tal y como es lo que nos rodea,
apremdiendo a vivir en el presente,
haciéndonos día a día seres espirituales y llenos de luz,
llenos de amor y paz,
pudiendo así enfocando todo mi amor hacia todos aquellos seres que sufren
en el centro del corazón,
pudiendo una vez hacer el bien por cualquier parte del mundo.

Gracias al yoga y a su forma de vida,
haces que me sienta mas lleno de energía y vitalidad,
ayudandome a aceptarme tal y como soy
ayudandome a amar y a respetar a todo  cuanto me rodea,
sin pedir nada, sin frustrarme por nada, ni por recibir nada a cambio.

Soledad, soledad, soledad, absoluta,
que me llenas de amor y grandeza, 
ayudandome a conectarme con lo mas entrañable de mi interior,
enseñándome a conocerme desde lo mas profundo de mi corazón,
ya que por egoísmo, culpabilidad e ignorancia, 
no valoramos las pequeñas cosas de la vida,
permaneciendo apegados siempre en lo material y no en lo espiritual,
no pudiendo conectarnos con nuestro sentimiento mas valioso
el amor al prójimo y el ser interno,
que hay todos y cada uno de nosotros,
para evolucionar y ayudar
a otros seres que lo hagan,
eso es realmente unos de los grandes significados de la vida,
este estado es el que nos pertenece,
ya que forma parte de nuestra naturaleza interior.

El paisaje es árido y seco, pero mi gran amos hacia el,
hace que con mi mente serena y tranquila,
canalice todo su amor,
haciendo de el un gran paraíso, 
es como si dentro de mi,
el concepto de paisaje árido y seco, hubiese desaparecido,
viendo y viviendo las perqueñas cosas que tiene la vida,
con mas ilusión y mas gratitud hacia ella.

Oigo también el sonido de los pajaros,
entonando con sus dulces cánticos la llegada de la primavera,
dando sonido al paisaje de fondo,
anunciando la llegada de una nueva vida, las de sus crías,
la madre cuida de ella, les da de comer y las protege,
al igual que nuestra madre nos crió cuando eramos pequeños.

La vida es maravillosa, pues gracias a ella,
desde que nacemos hasta que morimos,,
vamos pasando por una serie de etapas o de prevas,
que nos hacen crecer tanto como persona como espiritualmente,
todo esta escrito en la existencia.
La fragancia que sale del monte,
impregna todo mi ser, 
haciendome sentir que la naturaleza forma parte de mi.

Todo gira en la existencia de forma natural,
sentimientos de ternura,
sentimientos de bondad,
sentimientos de paz,
sentimientos de amor, sobre todo de mucho amor,
que debemos de sacar hacia a fuera,
manifestando la alegría y la ilusión por vivir,
ya que la vida y los misterios que envuelven a estos son divinos.
Toda la creación es bella,
ya que fue creada con mucho gozo y amor,
acercándonos a lo absoluto que es Dios,
Gracias mi Dios por tu gran generosidad
cuando creastes el mundo,
poniendo tanto amor y tanta grandeza,
para yo poder gozar de ella,
Sintiendo todo tu amor te quiero y siempre te querré
¡DIOS TE AMO!

     Este poema como vareéis es el fruto de lo que se puede percibir con el amor y la gratitud a ese Dios tan maravilloso que creo todo de la nada. Nosotros si somos capaces de verlo con el corazón, podremos convertir pedruscos en diamantes, todo depende de nosotros y de como vallanos por la vida, sembrando amor o sembrando destrucción, la vida es bella y es el momento de cambiar a una gran cosciencia individual, procedente de cada uno de nosotros para hallar el bien y la felicidad común para todos y cada unos de los seres humanos que pueblan este planeta llamado Tierra. Desde mi corazón mando luz y amor, para que el 2011 nos traiga esto y mucho mas por el bien de la Humanidad.

 CHECHU          

No hay comentarios:

Publicar un comentario