PAGINAS

domingo, 9 de enero de 2011

INFIERNO O PARAISO AQUI EN LA TIERRA

    Hace ya unos cuantos meses atrás recorte un trozo de papel en el que había como un breve verso de un poema que me cautivo y me llamo la atención decía:

"Por que vivir es encontrar en el infierno de cada instante, la huella del paraíso perdido y padecer, desde el paraíso, el infierno de la temporalidad instantánea"

    Ayer por la mañana lo encontré en un libro, cayó al suelo al abrirlo y hoy domingo que hace un día gris y húmedo, es un día idóneo para escribir algo sobre el paráis que todos y cada uno de nosotros buscamos, me he preparado una buena taza de café y estoy quemando una barita de incienso, he decido hacer una reflexion a cerca de como podemos encontrar aquí el paraíso.

    Cuando me refiero al paraíso no me refiero al de estar en un bosque, en el mar o a cualquier sitio que este afuera de nuestro alcance, si no al día a día, a fluir con la vida y sobre todo a mirar en nuestro interior, no en el interior, aceptando la vida que nos toca tal y como es, al fin y al cabo, el paraíso esta en la forma de interpretar la vida, en cada uno de los acontecimientos que ocurren a nuestro alrededor.

      Aunque muchos de vosotros, los que me conocéis en persona y sabéis que mi vida unos años atrás fue muy dura por que entre otras de las muchas cosas que me han pasado y que es difícil aun hoy en día, tengo que ir luchando con mi discapacidad, yo personalmente y personas como yo, que tienen una discapacidad, algunos de ellos que la han sufrido una por accidentes o enfermedades degenerativas. No quiero que penséis que quiero daros pena, cuando hablo de discapacidades, lo hago a modo de ejemplo, para que veis que de cualquier tipo de circunstancia podemos salir.

    Hay Seres que tenemos dos cruces a lo largo de la existencia, por así llamarlas, la primera es el día a día, que siempre pasan cosas, aunque no las busques y la segunda es la discapacidad o la enfermedad crónica o degenerativa, como el cancer o el sida, a lo primero es duro, pero conforme te vas haciendo mayor o a la idea de que tienes que vivir así, lo superas con la aceptacion tuya, la de tus seres queridos, que ten han apoyado, siempre y en todo momento.

    Luego están lo seres perfectos, si aquellos que se mofan o se refeflejan en su propio espejo, los que creen que el paraíso solamente esta en un cuerpo diez, son victimas de la ignorancia esta con ellos proyectando ya de por si un mal karma en esta vida, haciendo crecer mas el ego, se creen superiores en cuerpo y no en espíritu o mente, que es lo verderamente importante, terminan peor que tu, por que su discapacidad esta en la mente. Todos aquellos que matan, destrullen, crean violencia o imponen sus reglas, sin respetar a los demás, que las ideas de otros no cuentan esos si que son peligrosos, pues su mente les alimentan de ideas y deseos impuros y vanales, capaz de hacer el mal, sin importarles nada ni nadie, esos si que crean su infierno particular, que tarde o temprano les va hacia a ellos.


     Nadie es perfecto, ni yo lo soy, la perfección esta en ir día a día, corrigiendo y subsanando los errores cometidos, creando mas vinculos afectivos hacia a Dios, la vida y los demás seres en vez de mirar o criticar tanto a las personas de como son y como deberían ser, ayudar y apoyar mas, amarlas tal y como son, no como nos gustaría que fuesen.

     Lo importante es la aptitud que ponemos acá en el mundo físico, pensad que la vida es muy corta, tenemos dos opciones crear el paraíso en nuestro interior, por que afuera de nosotros sera imposible o vivir en el infierno apegados siempre a los deseos, al apego y al ego.

     Recordar siempre aquello que llamamos infierno a lo primero, nos puede dar el éxito hasta el momento de ayudarnos a crecer como seres espirituales, el secreto esta en no huir nunca de esos miedos y esas inseguridades que nos acechan a diario, en la aptitud que tomamos como guerras espirituales, que nuestras armas son el amor y la paz, cuando tengamos que hacer frente a ellas respirar hondo y deciros a vosotros mismos quiero, merezco y puedo, con voluntad, coraje y valor, esas experiencias serán nuestras maestras, por que al fin y al cabo, la aventura de la vida es DIVINA!!!!, estamos aquí de paso, para aprender y para evolucionar y los mas importante ayudar, pase lo que pase, siempre hay una oportunidad para que todo cambien en nosotros mismos y hacia los demás, cuando queráis encontrar ese paraíso que todo ser humano necesita encontrar, sentid vuestro corazón como late al compás de la vida, que eso si que es el paraíso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario