PAGINAS

miércoles, 12 de enero de 2011

LA IRREALIDAD O SUEÑO INSCOSCIENTE SE LLAMA MAYA

    El otro día antes de empezar la clase de yoga, estuvimos hablando dos amigos y yo, sobre los excesos y las burradas que hacemos los seres en la vida, el tema salio por lo que se come en las mesas de las casas, en estos días de navidad y año viejo. Estábamos hablando a la irrealidad en la que vivimos en esta sociedad marcados por creencias y modas absurdas, en las que se Benefician unos cuantos sin escrúpulos a costa de otros, haciendo caer en un sueño inconsciente llamado maya..



     Estos días como son las noche buena y navidad, he pedido un sencillo hulmide menú, antes de sentarme en la mesa a comer, daba las gracias al universo, por estar allí con la familia, por mis amigos y en especial por aquellas personas, que estaban en el hospital por que están enfermos, a los pobres del mundo que están viviendo en la miseria, por los que sufren, por los que hacen sufrir y por aquellos que desean la felicidad incondicional al igual que yo, de otros seres humanos. Lo hago esto de corazón y como unas ofrenda hacia otros, para que despierten a otros estados de conciencia mas abierto, mas aun en los tiempos que corren hoy en día.

 Yo cada día soy mas conciente de que para ser feliz no hace falta nada mas que una gran aptitud de positividad hacia la vida, sentir que estoy vivo, ser agradecido por todo y cuanto nos da e ir haciendo el bien por donde paso. A veces veo alrededor percibo que las personas a parte de no ser felices, quieren que los demás también lo sean, sacan todo su odio y rencor, siempre se están quejando y encima nunca miran por los demás, si no que miran por ellos mismos. Yo cuando tengo que convivir con ellos, intento que es difícil de por si, el mantener una aptitud distante, pero llena de amor y compasión hacia ellos, solamente se que soy yo (So Ham), si me piden ayuda, les ayudo incondicionalmente, sin esperar nada a cambio.

    Son la gran mayoría de las personas las que vivimos en una incesante irrealidad vida tras vida, toda ella esta llena de mucho dolor, sufrimiento y apego principalmente al de los sentidos, cada dos por tres somos prisioneros de nuestros deseos y algunos fortalecen el desear por egoísmo lo que no nos pertenece. Sin embargo, la red de maya gira cada vez mas fuerte para atrapar al ser humano.

La mayoría de la gente esta atrapada en las ilusiones que dejan de ver las situaciones de la vida como pasos hacia adelante, para alcanzar los estados superiores de conciencia. 

    Parecen olvidar que el disfrute, los placeres sensuales, la riqueza y la propiedades existen como el único fin, de ser experimentados y disfrutados, para experimentar con el karma individual. Una vez que se ha echo esto, el individuo, debe de trascender esos deseos mundanos y burdos, para esforzarse en lograr experiencias superiores y duraredas.

     Cada dos por tres estamos deseando cosas, aun sabiendo lo cuanto que tenemos y otras personas apenas tienen lo básico para subsistir, estos deseos nos provocan que quedemos atrapados en nuestro karma y como resultado a un produce mas  karma negativo, esto produce un resultado, de que esta para siempre en el circulo de la vida, no puede trascender a planos superiores.
     Las antiguas escrituras indias, aconsejaban a la gente, que disfrutase de la vida mientras mantenía un espíritu del desapego y con el ultimo objetivo trascendiendo de este objetivo. El papel de los santos y de los sabios contemporáneos es interpretar las escrituras de acuerdo a las necesidades del hombre en cada generación. Swami Satyananda, uno de los maestros mas importante de esta época, ha utilizado esta antigua tradición base de karma sannyasa.

     En la etapa actual, no ha sido posible para el hombre moderno, desarrollar su vida de acuerdo con los cuatro ashramas. No se se le ha enseñado la manera de hacerlo, debido a la degeracion de la sociedad y a nosotros mismos por permitirlo. Por este motivo el ser humano no respeta a las personas mayores como sabios, si no que intenta apartarlos de esta sociedad, los ven como si se tratase un estorbo.

     En otras culturas la personas mayores las consideran como los mas importantes en sus culturas, ellos son la base de su cultura y de sus creencias. Debemos de trabajar mas cuando somos jóvenes, pero con una aptitud mas positiva, mas abierta a nivel de conciencia y mas espiritual, solamente así el día de mañana, dejaremos de ser un estorbo, seremos la base fundamental para la próxima generación. No podemos convertirnos en viejos cascarrabias o en un lastre para otros, debemos empezar ahora ya que aun somos jóvenes, dando mas importancia a lo espiritual y no a lo material. Lo material se envejece pero lo espiritual perdura vida tras vida.

     Esta sociedad y el individuo, tiene karmas y sankaras que debe cumplir, aun le falta disciplina, voluntad, conciencia y creencia en el universo, que esta regido por energías espirituales, no por cosas vanales, mundanas y destructivas. Vivimos solamente con el único propósito de disfrutar y no aceptamos las cosas malas como si fuesen un motivo, para llegar a evolucionar y crecer como seres de luz.


     El hombre debe desarrollar a través de la vida una gran conciencia superior y no fuera de ella.  El capo de batalla es su vida. solo cuando halla pasado el examen de la vida, comprendiendo su autentico propósito, podrá esperar una satisfacción mas grande. Es inútil y absurdo, abandonar esta vida sin haber comprendido primero los karmas y luego sanskaras subyacentes que los motivaron. Los karanas que el hombre han ido acumulando, le seguirán aun vida tras vida, lo atormentaran, si no se pueden librar de ellos, volverá otra vez a la vida.
  
     Por lo tanto el hombre cuando descubra y resuelva todos sus karamas y sanskaras, en el camino de la vida, aprenderá a salir de esa ilusión llamada maya que vive en el día a día y sera mas conciente de una conciencia superior y llegara la dicha y el entendimiento hacia esta bonita existencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario