PAGINAS

miércoles, 5 de enero de 2011

¿QUE ES VIVIR? ¿QUE ES LA VIDA?


    Cuando empezamos a sentir el por que vivimos, empezamos a disfrutar de un nuevo día, dando gracias a la vida, por tener un sentimiento lleno de alegría hacia un nuevo despertar o hacia un nuevo amanecer.


    Caminar por la calle, sin tener miedo a nada ni nadie, estar en paz contigo mismo y con lo que te rodea. Saber decir que no a lo que no te gusta, ni lo que no  quieres hacer, hacérselo a otros, ser libre en cualquier momento, sin hacerte daño a ti mismo ni a otros, no sentirte culpable por lo que otros digan o piensen sobre ti. La felicidad no depende de otros sino de ti, de tu forma de ver y de actuar en la vida.


    Cumplir con las obligaciones sin sentirse obligado, poder mirar a otros sin sentirse avergonzado, estar contento con uno mismo, sacando ese contento hacia los demás, para compartirlo y contagiarles de el. Enfrentarse uno a sus propios miedos y superarlos, para ir en el día a día, creciendo, desarrollándote como ser espiritual y como desarrollo personal, ser coscientes de que el miedo esta en la mente y no en el corazón.


     Saber compartir lo que se tiene con los que no tienen, dar amor a los que amamos de verdad y a los que sufren, aunque estos no te sean correspondidos, pues tarde o temprano la vida te lo de volverá sin darte cuenta, lo que das a de salir del corazón y no como siempre esperamos de las personas como queremos creer, el apego crea dependencia creado por la mente. No debemos esperar nada de nadie, solamente así el apego y el ego, se eliminara.


      Tener tiempo para nosotros, pensad que de cada 8 horas que estamos en compañía, 2 las necesitamos estar solos con nosotros mismos, especialmente en silencio, ya que el silencio crea paz.y nos armoniza.


     Caminar por la naturaleza, por la playa o por cualquier sitio, solos o en buena compañía, agradeciendo a la vida todo y cuanto esta nos da. Tener amigos que nos quieran, ya lo digo siempre quien tiene un amigo tiene un tesoro, pues entre otras cosas, la amistad es el amor incondicional de Dios.


     Poder ayudar a nuestros hijos o si no tenemos a los hijos de nuestros hermanos, amigos o familia...Pues ellos son el futuro y la esperanza para que este mundo cambie algún día, pueda evolucionar no solamente en tecnología sino tanto en valores humanos como espirituales, hacia un profundo despertar en la conciencia universal.


    Aun sabiendo que hay cosas que nos preocupan o cosas que nos excenden, no dejar que interfiera en la alegría de vivir y de sentir, de que somos una pequeña parte, de este maravilloso universo, que es como una gran universidad, por eso se le llama la universidad de la vida y en ella estamos aquí de pasó y para aprender.


    Tener conciencia de que somos amor, debemos de dar amor, ya que todos y cada uno de nosotros venimos del fruto del amor y aunque no nos amen como nosotros queremos, sentir que estamos vivos y que Dios esta en el corazón de cada ser humano.


    Saber aceptar con coraje todo y cuanto nos pase en la vida, con dignidad y humildad, con gratitud, sencillez y honestidad, aceptando lo bueno de la vida como un regalo procedente de ella y aceptando lo malo con un reto que la vida te pone, para crecer como persona.


    Reír de contento y llorar por tanta felicidad que esta existencia nos ha tocado vivir, la vida es lo mas preciado que cada ser humano posee, al igual que la Salud, por que creemos que nos vemos en un mundo material y nos movemos a otros niveles de conciencia, debemos de saber que en el mundo en el que vivimos todo cambia y es impermanente.


    Poder descansar sin que estemos cansados  de vivir, pues hay seres que sin querer darse cuenta solamente se aferran a los sentidos y no saben poner una aptitud positiva ante las diferentes situaciones, sean buenas o sean malas, todas y cada una de ellas son parte de nuestra vida y de nosotros.


      Mirar al cielo en una noche llena de estrellas, contemplando la maravillosa obra de Dios, sin olvidar que el es lo mas grande que hay en esta vida, sin olvidar a esos seres que van al deriva por culpa de encerrarse en todos y cada unos de sus problemas, cayendo en una profunda depresión, solamente el sentir compasión hacia ellos, es una virtud, estando dispuestos ayudarles de corazón..


    Saber pedir perdón aquellos que hemos herido y aceptar las disculpas de quienes nos han ofendido, perdonar y olvidar,por medio de la compasión y partiendo de que todos en algún momento de nuestra vida cometemos algún error, todos y cada unos de nosotros tenemos defectos y virtudes, somos imperfectos, debido a que esta corta vida, estamos aquí para aprender y ayudar a otros seres.


    Saber perder, ya que nada ni nadie es mas que nadie, saber ganar con dignidad y no con superioridad, pensando que todos y cada uno de los seres somos iguales y semejantes a los ojos de Dios, que cada persona es un mundo, que todos y cada uno de nosotros somos especiales, somos diferentes solamente en aptitudes y a la hora de hacer cualquier cosa en esta sociedad, podemos aportar un granito para que esta evolucione, todos somos importantes en la vida, pues formamos parte de ella.


    Saber morir, aprender aceptar la muerte, por que nunca se sabe cuando esta llegara, ya que cuando nacemos para morir y morimos para vivir. Poder mirar al mañana sin darle importancia aquellos errores que cometimos en el pasado.


    Aceptar al prójimo tal y como es, sin juicios ni criticas, pudiendo comprender todo su sufrimiento y llanto, para poder decirle lo cuanto que lo quieres y lo que estas dispuesto hacer para que este encuentre el camino hacia la felicidad incondicional.


    Estar contentos de como somos y de como estamos. Saber jugar como los niños, sacando al niño interior que todos y cada uno de nosotros llevamos dentro. Tener de conciencia de que aun sabiendo que somos poco, somos también muy importantes en esta existencia. Saber ser feliz y ayudar a otros seres a serlo.


    Saber que somos un mundo, pero dentro y fuera hay otros mundos. Saber que para otros somos un mundo. Saber aceptar lo que nos dan, no exigir y poder dar cuando nos piden, saber dar sin que nos pidan.
     
    Saber mirar a un hombre por igual que a una mujer, ya que el y ella, son iguales en muchos valores y cosas. 


    No tener miedo a nuestra libertad. Ni tener miedo a nuestras ataduras, pero agradecer y amar todas y cada unas de las que tenemos. Poder y saber que en cualquier momento podemos cambiar cualquier cosa que no nos guste con voluntad y esfuerzo. Poder y saber, hacer, decir, pensar y amar.


     ¡GRACIAS A LA VIDA POR HABERME DADO TANTO!




   

    

      

    


   






   
    .

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario