PAGINAS

jueves, 10 de marzo de 2011

SER SINCERO CON UNO MISMO, CON LOS DEMAS Y CON EL MUNDO

     Hay personas que se crean un mundo de fantasía, queriendo y aparentando ser mas que otros, la sinceridad esta en la humildad, en la sencillez y sobre todo en decir siempre la verdad. Ser sincero con uno mismo, es sinónimo de despertar espiritual, por que la mente muchas veces esta acondicionada por una serie de acondicionamientos totalmente externos, apegados siempre al mundo material.

      El lujo y el glamour, es una imperfección creada, para dar culto a lo exterior, ya que se puede tener mucho dinero, mucho placer y mucha falsedad en cuanto a la personalidad,  pero ¿Y la riqueza espiritual? Cuanto mas sincero somos, mas felices seremos por que la vida ya de por si, es sencilla, pero volvemos a lo de siempre nos la complicamos nosotros mismos.

     Recuerdo una canción que decía: "Antes muerta que sencilla", que manera de hacer crecer el ego, cuando lo normal es ser sencillo, no es mas rico el que tiene, sino el que menos necesita. Si empezamos a ser sinceros con nosotros mismos, aprenderemos que lo mas importante es la verdad y no la mentira, por que la verdad nos abre otras puertas, mientras que la mentira, nos haces miserables y vanidosos.

     Desde que nacemos, concretamente en nuestra infancia, mentimos, una vez tras otra, cuando empezamos a tener plena conciencia, muchos son los que son sinceros, ya que la sinceridad, es un sentimiento que sale del corazón, cuando se tiene amor en si mismo y hacia los demás, entonces eres sincero, en tus actos y tus acciones se vuelven mas efectivas, desde lo mas profundo de mi corazón, ser sinceros y  vuestra vida cambiara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario