PAGINAS

miércoles, 20 de abril de 2011

EL INFORTUNIO DE LAS EDADES DE LA VIDA

    Muchas veces pensamos que somos felices buscando cosas que hay afuera, cuando en realidad están en nuestro interior, no solamente somos un cuerpo, si no que somos algo mas somos esencia espiritual, dentro de un cuerpo con el cual nos podemos mover en un plano físico a lo largo de la existencia, que deciros de quien se identifica con su cuerpo y no con su ser, carece de una enfermedad llamada ego, la cual desemboca en la temida vejez, somos lo queremos ser, a partir de cuando tenemos consciencia.

      En esta reflexion he querido plasmar, detallar y comentar desde que somos niños hasta que somos viejos, seamos hombre o mujeres, pero con una aptitud mas positiva llegando a la importancia de el por que debemos de ser felices y no dejarnos arrastrar por pensamientos vanales que vienen y van, por experiencias pasadas que no fueron aceptadas o por el simple echo de que hay terceras personas, que lo único que quieren es frustar a los demás por que ellos han tenido una vida de mucho dolor y sufrimiento, su egoismo lo quieren repartir a los demás.

      Este texto que a continuación he copiado lo mas importante, desechando a aquello que no me parecía inoportuno, por que era muy radical en muchas cosas, lo he leído una y otra vez para ir aclarándolo con mucha tolerancia, comprension y sensibilidad, por que hablaban de las etapas de la vida, como si fuese algo malo, cuando para mi todo absolutamente todo vale, aunque metas la pata, si gracias a esa mete dura aprendes a aceptar las cosas como un aprendizaje, no como un castigo, que gracias a la experiencia, aprendes por así decirlo la lección, encima pones de tu parte, con voluntad, para no volver a caer de nuevo, compartiendo tu experiencia con otros seres, por que solamente así aprenderemos a decir la verdad, a ser sincenros, tolerantes y honestos con nosotros mismos y con los demás.  Aquí empieza el texto:

     Incluso en la infancia, esa parte de la vida que los ingenuos consideran la etapa mas feliz de la existencia, esta llena de de amargura, privaciones, caprichos, decepciones, incapacidad, de controlarse a si mismo, imprudencias y debilidad, son las características de la infancia. Podemos pensar sin temor a equivocarnos, que la angustia de un niño es mas terrible que la de un moribundo, el anciano, el enfermo o el adulto en general. Se siente ofendido con facilidad, de repente se deja llevar por el enfado y rompe a llorar por cualquier bagatela. En la infancia nuestro estado es comparable al de un animal que vive a merced de los demás. Es por lo que los padres deben de ser mas tolerantes, comprensivos y pacientes, de ellos proviene su felicidad o su infelicidad.

     El niño esta expuesto a infinidad de peligros que le acosan sin cesar con miedos y fantasias irrazonables. Es muy impresionables y se deja influenciar con facilidad por los malvados, es por eso por lo que tiene que estar sometido al control de sus padres. Pero también es cierto que viven en el presente y los días son mas largos para ellos.

     
     Aunque el niño sea inocente, la verdad es que en su interior de su mente yacen ocultas toda clase de tendencias neuróticas, como el búho se esconde en los lugares oscuros durante todo el día. Pero también es cierto que demuestran alegría y felicidad ante la vida

       ¿Hay algo peor que una mente inquieta? La mente del niño esta siempre inquieta y dispersa. Si no ve algo nuevo todos los días, se siente infeliz. Gritar y llorar son sus preocupaciones predilectas y si no consigue lo que quiere, parece que se le rompe el corazón. Por eso es tan importante ir de tras ellos y con paciencia enseñarles.

      Cuando va a la escuela y recibe castigos de sus maestros, casi siempre lo siente como una desgracia. Si coge una rabieta y se pone a gritar, sus padres para apaciguarlo, le prometen la luna, así empieza a valorar el niño los objetos del mundo y desearlos. Los padres les dicen "Te daré la luna para que juegues con ella"  y el niño confiado en sus palabras, cree que puede coger la luna con sus manos. Así que en su pequeño corazón nacen las semillas de la ilusión y de la ignorancia.


      Si siente calor o frió, es incapaz de evitarlo, cuando quiere algo se limita a estirar la mano para cogerlo y siempre tiene miedo de los hermanos mayores por que pueden llegar a dominarlos.


     Dejando atrás el periodo infantil, el ser humano llega a la junventud, sin ser capaz de liberarse del sufrimiento. En este periodo esta sujeto a profundos cambios mentales, va de una situación mala a otra peor, por que abandona la inocencia, abraza al terrible duende de la lujuria que baila sin descanso en su corazón. Su vida se llena de llena de ansiedad y de deseos insatisfechos. El que no pierde la sabiduría en su juventud, puede resistir luego cualquier ataque de la ignorancia.


      Esta transitoria juventud, en la que en efimeros instantes de placer son guiados por largos periodos de angustia, en la que el hombre el día de mañana esta desorientado, comienza a creer que este mundo tornadizo es eterno e inmutable y lo peor de todo es que durante la juventud solemos realizar acciones que perjudican gravemente a los demás, las amistades influyen mucho en su comportamiento.

      Como el árbol arde y se consume en el fuego, el corazón del adolescente, se abrasa en el fuego de los celos, cuando su amante lo abandona. Por mucho que se esfuerza en conservar su pureza, su corazón siempre esta agitado por deseos impuros. Cuando su amante no esta junto a el, queda como distraido o ausente. Este estado preñado de deseos, no puede ser nada bueno, ni para el ni para los demás, por eso hay que explicarle poco a poco, lo que es el amor verdadero y lo que es el deseo sexual, por que ambos es el deseo mas fuerte que hay en esta vida, tal y como se lo enseñen, le generara amor y paz o dolor y sufrimiento.

      
     La juventud es un periodo lleno de enfermedades y de angustias, este estado favorece a todas las tendencias malas e inhibe todas las buenas cualidades que pueden anidar en nuestro corazón, por lo tanto es el origen de todos los males, la causa de la ilusión y del apego. Aunque parece muy saludable desde el punto de vista físico, es muy negativo para la mente. En esta época el ser esta tentado por el espejismo de la felicidad y en post de ella, cae en el infierno del sufrimiento, del dolor y de las adicciones, tales como el fumar, el sexo, las drogas. el alcohol....

     Desgraciadamente, cuando la juventud ya esta en decadencia, las pasiones despertadas en esta periodo, nos golpean  con mas violencia y producen mas trastornos que antes. Pocas e envidiables son las almas, que no se dejan vencer por los peligros de la juventud y sobreviven a este periodo de la vida, sin sucumbir a la atentación. Mas fácil es cruzar un océano, que alcanzar la otra orilla de la juventud, sin sucumbir a sus amores y odios irrefrenables.

     
     El hombre en su juventud es esclavo de la atracción sexual. Percibe solamente el encanto y la belleza de los cuerpos, pero desgraciadamente esta belleza no dura mucho tiempo, ya que desgraciadamente, ese cuerpo que nos parece tan atractivo a lo primero, con el paso del tiempo, se llena de arrugas y se envejece. Por otro lado mientras dura esa atracción sexual, se altera el corazón y el buen juicio del individuo. Esta atracción sexual mantiene viva la creación, cuando esta atracción cesa el Sansara (El nacimiento de las generaciones venideras). Si el niño no puede sentirse satisfecho en su infancia, menos lo puede estar en hombre en su juventud.


     Si el joven esta lleno de frustraciones, a la edad madura las supera con creces ¡Tan cruel es la vida! El hombre viejo también siente deseos, aunque no pueda satisfacerlos, comienza a preguntarse ¿Quien soy yo? ¿Que debo hacer?.....Cuando ya es muy tarde para cambiar de vida y adquirir sentido común. En los comienzos de la viejud, se manifiestan todos los sentidos de la decadencia física, tales como la tos, el pelo blanco,, las respiracion dificultosa,, la mala digestión...Y llega la muerte.


      ¡Que misterioso y sorprendente parece todo esto! Pero recordad la felicidad esta en el niño bueno interior que cada uno de nosotros llevamos dentro, solamente debemos observar la vida como s fuese algo grandioso, a lo largo de la vida cualquier etapa es buena para crecer, evolucionar y despertar de esta ilusión, que cada día que pasa a muchos en vez de despertarse el niño bueno se les despierta el niño malo y llegan a ser viejos cascarrabias, creándose a si mismos mucho dolor, sufrimiento y lo peor de todo tienen miedo a abandonar este mundo, cuando lo hacen, por que es ley de vida, en sus caras se reflejan el pánico




   

No hay comentarios:

Publicar un comentario