PAGINAS

viernes, 8 de abril de 2011

LA PRIMAVERA

    Estamos ya en primavera, apenas semanas atrás hemos dejado la estación del invierno, de la oscuridad hemos pasado a la luz, del estado interior hemos pasado al estado exterior, nos volvemos mas alegres, estamos felices, atrás dejamos esos días cortos y fríos, que de alguna forma o manera, nos apaciguan el alma y la mente. Tanto en el otoño como en el invierno, son mas de recogimiento espiritual, es para en contrarse consigo mismo, para darnos cuenta que esa luz que nos hace falta de afuera, la llevamos en nuestro interior día a día.

      Cuando nos embarcamos en un viaje espiritual, a lo largo de los días, meses y años, nos damos cuenta que cualquier época del año es esplendida, para ser feliz, la felicidad que vamos buscando a veces no solamente esta ahí afuera, sino que esta en nuestro interior, en tener plena conciencia de quienes somos o como estamos, en amar a los demás y así mismo, en llorar y reír por estar vivos, en la aptitud que ponemos en cada acción, en cada palabra y en cada gesto, por que eso es la vida, el fluir, el amar y sobre todo el saber perdonar, siendo compasivo hacia los demas, aunque nos hallan echo daño, nosotros tenemos el suficiente poder interior, para que las cosas de afuera no nos afecten..

      Decía que ya es primavera, con ella vienen los primeros rayos de sol, atrás hemos dejado una estación fría, oscura y de interiorizazion. Ahora es el momento de darnos cuenta, que aunque hemos ganado la batalla a la oscuridad, ha aparecido la luz, ha brotado desde adentro hacia afuera de nosotros, contemplando la grandeza de la creación.

     Los pajaros cantan al iniciar el nuevo día, el Dios sol nos ilumina con todo su esplendor y grandeza, los arboles rebosan con sus primeras hojas, el olor a las flores que el mes de mayo nos regala e invita a contemplar la belleza de su espectacular colorido creados por las flores e impregnadas por sus diferentes fragancias, que impregnan todo nuestro ser.

     Respirar, sonreír y sentir, de la vida, llorar de felicidad y emocionaros por el simple echo de ser como sois, por que la vida es bella y los problemas que tengamos, seamos listos e inteligentes, que ya se pasaran o aquellos que no tengan solución, que no nos condicionen la vida, por que no sabemos cuantas primaveras mas podremos disfrutar muchos de nosotros, la vida es corta, para estar amargados, angustiados, dolidos o sufriendo. Salid de esas tensiones y fluir con la existencia, no seáis esclavos de vuestros pensamientos, ni acondicionamientos, dejar el odio de lado, por que aunque no nos demos cuenta, eso atrae la inseguridad en uno mismo, por que desemboca en la cólera de los débiles.

     Disfrutar y ser felices cada segundo de la vida, por que ya estamos en primavera, aunque la sangre altera como dicen otros, a los que trabajamos en el mundo espiritual, nos cambian las percepción de las cosas y somos lo que somos, seres de luz, guerreros de la verdad, de la  paz u del amor, al igual que salen las hojas en los almendros en flor, regalándonos los estallidos de color de sus flores, mostrándonos con el color blanco, los puros que son, nosotros debemos de sacar nuestras flores, dejando que afloren nuestros buenos sentimientos a través de la flor, que cada uno de nosotros llevamos, que es el corazón

No hay comentarios:

Publicar un comentario