PAGINAS

viernes, 20 de mayo de 2011

LA REALIDAD QUE QUEREMOS CREER O QUE NOS QUIEREN HACER CREER

     En estos últimos días he visto, he oído y he percibido muchas cosas, la mayoría de ellas casi trágicas, digo esto, por que para algunos las cosas que suceden y las ven mal, por su forma de ser, para otros son vistas desde otros puntos de vistas. Estas que llaman algunos como trágicas, muchas de ellas son el resultado de experiencias que no se aceptan, si ocurre esto y no se pone pronto un remedio para solventarlas, poco a poco crean mucho dolor angustia, sufrimiento y hasta terminar en un proceso de depresión.

    Los seres de hoy en día, no son nada felices, creen que la felicidad esta ahí a fuera, en forma de objetos o placeres sensoriales. Las relaciones humanas, entre diferentes clases, padres, hijos, novias, novios amigos, amigas.....fracasan a ritmos vertiginosos, lo que hoy es bello, mañana es feo, lo que hoy es amor, mañana es odio, lo que hoy es respeto, se convierte en intolerancia, vemos siempre lo físico, dejando de lado los grandes valores humanos, como lo son la buena educacion, la ética, la moral.., 

     ¿Hasta donde vamos a llegar? ¿Que intentamos demostrar? ¿Por que perturbamos la paz de otros? ¿Por que no podemos ver la realidad desde otro punto de vista? ¿De que manera nos condicionan las construcciones mentales o somos manejados por los pensamientos y experiencias inaceptadas, que vuelven a salir una y otra vez? ¿Estamos a merced de otros? ¿Por que los ciclos de la vida son como fantasmas que vienen una y otra vez? 

     Son muchas las preguntas, muy pocas respuestas, el tiempo pasa muy rápido, ¿Nos damos cuenta de que muchas veces el problema esta la aptitud? En nuestro día a día, podemos ir reflexionando, en ir trabajando, en el contento interior, en la forma de vida que hemos escogido, en la humildad, sin querer ser mas que nadie, en la sencillez de ser persona, en el mundo espiritual, que muchos de nosotros desconocemos por ignorancia, pensando en que las cosas ocurren por una causalidad y no por una casualidad, en cultivar la paciencia, que es ya de por si una gran virtud, que en que cuando menos los pensemos, la vida te sonríe, mediante tus actos y acciones, en la fe que mueve montañas, en aprender a controlar el manejo de las emociones y en el correcto pensamiento, de que manera nos influencia condicionandonos, creando construcciones mentales y deseos y lo mas importante en el amor que desprendes en tu interior, que ponemos en cada pensamiento, en cada palabra y lo mas importante en cada acción. 


      Estamos influenciados por muchos deseos, apegos y condicionamientos, creemos que todo dura y que lo que hoy esta bien echo, mañana no lo esta, pasamos de un extremo al otro, con gran facilidad, parecemos  como si fuésemos marionetas manipuladas e influenciadas por otras personas, a merced de ellas y de sus deseos egoistas. 

      ¿De que manera ellos dicen o condicionan nuestras vidas?, ¿Quien son ellos para decirnos que esta todo bien o mal echo? Nos lo creemos influenciados por ellos, cuando ellos no se miran así mismos, cuando la el problema lo tienen en su ego y en su forma de ser. Cuando no cumplimos sus deseos, nos anulan, hasta tal punto que nos dicen fracasados. Cuando en realidad esta palabra llamado fracaso, es para que cuando tropezamos en alguna piedra, nos sirva para enmendar el error, es como una antesala, al margen de los que otros puedan pensar, si no hay fracaso, no hay voluntad de cambios, ya que es como si se tratase de una nueva oportunidad que la vida nos da para aprender y lo mas importantes para poder trabajar mas en el intento, evolucionando mas y mejor, como ser humano, por que si algo he aprendido en esta existencia, por muchos que otros intenten decir que es fea, llena de dolor y de sufrimiento, por que ellos no han sabido disfrutar al máximo, con lo realmente importante de la vida, es verla como el mayor regalo que Dios, De la vida y de la madre, que ellos me regalaron, por el fruto del amor, el aprender a ser feliz es un arte y no ha ser manipulado como si fuese una marioneta, como lo son lo son otros, llendo de acá para allá sin un rumbo fijo.

      Cada dos por tres nos estamos quejando, de esto y de lo otro, no valoramos lo que tenemos, fantaseamos con que si tuviesemos esto y lo otro seriamos felices, cuando no lo conseguimos nos sentimos culpables o misma mente decimos que el culpable de haber no conseguido lo que nos proponíamos, la culpa era de otros. En las relaciones proyectamos falsas expectativas irreales hacia otros, cuando eso es falso e irreal, eso es un síntoma de la mente, el no aceptar el como los demás son muy diferentes a nosotros, no al como nos gustaría que fuese.

       
     Vivimos en un mundo muy irreal, muchos de nosotros tenemos una mente y pensamiento totalmente primitivo, somos a veces el propio espejo de la otra persona, creemos ser superiores y el centro de atención, antes que otros, cuando ni siquiera somos una milésima parte de este planeta. El mundo  en el que vivimos es real, la irrealidad esta en nuestros pensamientos y no en el corazón, cuando aprendamos a ver mas con el corazón, con los sentimientos que emanan de este y no de la mente que en la mayoría de los casos esta muy acondicionada, seremos felices y haremos felices a otros, el secreto en la aptitud que tomemos en el día a día, en su aceptacion y en el mundo espiritual, el que esta en nuestro interior y no en el exterior. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario