PAGINAS

jueves, 11 de agosto de 2011

BENARES -CIUDAD SAGRADA- (VIAJE EN BARCA A ORILLAS DEL RIO GANGES) CAPITULO 2º

      Estamos esperando en el muelle, a que venga el dueño de una barca. Después de haber hablado con el que nos va a guiar durante todo el trayecto, habiendo negociado y habiendonos puesto de acuerdo entre ambas partes, nos subimos en la barca, con optimismo e ilusión, disfrutando de la excursión que se avecina. La barca esta atrancada en el embarcadero, el embarcadero no es como el que estamos a costumbrados a ver en occidente, aquí es como si el paso del tiempo se hubiese detenido, digo embarcadero o muelle, por decir algo, por que esta en la misma orilla del rió, sujeto por una cuerda atada a una estaca de madera, clavada sobre una superficie de tierra, alrededor hay unas cuantas barcas mas, aquí no hay lujo, aquí se da mas importancia a lo de verdad, a lo practico..

     Todas y cada unas de barcas son pequeñas, estas aviejadas por el paso del tiempo y la pintura esta medio pelada, es como si el tiempo no hubiese pasado en aquella ciudad, su gente y principalmente sus costumbres de antaño,con sus rituales ancestrales y invocaciones a las diferentes deidades sagradas, humilde y sencilla, por que  aquí en esta ciudad se da mas importancia al interior y no al exterior, a lo que perdura toda  una vida o varias vidas, a lo verderamente importante al alma y al espíritu, esta embarcación es mas que suficiente cómoda para dar un paseo abordo de ella, esta pintada de color verde y funciona con dos remos, nada de motores.

    En este paseo por barca, primero visitaremos la ciudad de Benares, a orillas de ese rió, apenas es de día, pero se puede sentir, que con el roció de la mañana, nos indica que pronto va a amanecer. Estamos navegando en una pequeña Barca, donde estaremos unas horas, la intención es ir navengando a orillas del Ganges,  por que después desembarcaremos en la ciudad, para ver que es para ellos la vida y la muerte, estaremos viendo un funeral en vivo, de que manera lo viven ellos, luego una vez que haya terminado, volveremos otra vez a la barca. .  

     Después nos dirigirnos al bosque que hay en las afueras de esta ciudad, para visitar a un antiguo yogi, para preguntarle acerca de lo que es la vida y la muerte, el por que de su renuncia a los placeres terrenales, que razones le impulsaron a vivir una vida ascética, que vive sin grandes lujos, eso que le ha supuesto, después de hace muchos años de sacrificio de renuncia y del desapego al mundo material, recitando las oraciones sagradas y practicando yoga para poderse realizarse como ser espiritual, le vamos a preguntar por su vida y cuales son las claves para ser feliz.




    


     Ya hemos subido al bote, estamos sentados en el, mientras estamos esperando al que nos va llevar en ese bote, percibo como el suave balanceo ocasionado por el agua, por estar en la orilla, esto hace que la barca suba y baje, como si tratase de un balanceo, al compás del ruido marcado por el roce en el casco de la barca, cuando esta se zambulle, una y otra vez, ininterrumpidamente, percido también el olor a humedad, del rió sobre el pequeño bote. 

     Poco a poco, conforme nos vamos adentrando en este rió, también oigo el desliz de los remos, que van de arriba a bajo, cuando se zambullen en el agua y después como salpican las pequeñas gotas, cuando se vuelven a colocar en su posición inicial, así una y otra vez, alejándonos de la orilla, a medida que va remando.

      Una vez que ya hemos salido a lo que es lejos de la orilla del rió, no dirigimos al centro de la ciudad, pero vista desde la barca, ya que este enorme rió, el que guarda la magia de un lugar sagrado, en su punto más concurrido, una vez que ya estoy en el,  percibo toda su fuerza, toda su  esencia en el centro de mi corazón y en todo mi ser, me embriaga, me enamora e impregna su espiritualidad, en cada parte de mi cuerpo, en cada célula, haciendome sentirme vivo, estoy profundamente emocionado, me salen las lágrimas de los ojos, al contemplar tanta belleza.


     La amplitud y la extensión de esta zona, vista desde esta perspectiva me esta permitiendo verla diferente, es como una postal, a lo que la veremos cuando hayamos bajado del bote, adentrandonos en esta ciudad tan bella, tan hermosa y tan divina. Por que desde aquí se ve a un lado donde queman a los muertos, haciendo los diferentes rituales, invocaciones y oraciones, realizadas por los familiares del difunto, rezando por su alma, antes, durante y después y al otro lado es donde los seres vivos hacen sus ofrendas, sus rezos y cánticos sagrados, recibiendo al nuevo amanecer, por que todo ello gira entre la vida y muerte, muerte y vida.

     Le pregunto al que nos lleva en el bote, que me oriente un poco, el por que esta ciudad tan especial, el me cuenta de que este es un rió, que comparte su costa con una ciudad de india que no podría dejar a nadie indiferente. Benarés o Varanasi, es un viaje al corazón sagrado de la peregrinación hindú, donde se practican sorprendentes ceremonias y rituales milenarios.El Ganges, exhibe cifras que no dejan lugar para la indiferencia: en sus 2.507 kilómetros de longitud, recorre una de las zonas más pobladas del mundo. Lo que en un principio era una bendición para los habitantes de la zona, no solo por el valor sagrado del río, sino también por los valles fértiles ideales para el cultivo.



     Según la religión Hindú, el río Ganges está personificado bajo la forma de una diosa, Maa Ganga. Por ello, el significado del río para los habitantes de la zona está emparentado con lo sagrado: el río Ganges, puede purificar con sus aguas todos los pecados. Por ello, es un centro de peregrinación en donde los creyentes toman baños o realizan jornadas de meditación. Son mucho más conocidas las creencias hinduistas acerca de que todo aquel que muera junto al Ganges, en la ciudad de Benares o Benarasi queda liberado del ciclo de reencarnaciones. Además, todo creyente del hinduismo, debe pasar una vez en su vida por Benarés.

     Benarés, es una de las siete ciudades sagradas del hinduismo. Situada entre el río Varaṇā y Asī, Benarés fue según la creencia, fundada por el dios Shivá, y es desde que se tengan registros, uno de los principales centros religiosos que se extiende a la orilla del Ganges, famoso además por sus telas de seda, perfumes y trabajos en marfil, además de sus desarrollos artísticos. Benarés es hoy uno de los principales centros de peregrinación junto al Ganges, por ello, una ciudad visitada por igual por creyentes, y curiosos turistas que se deslumbran por la atmósfera que envuelve muchos de los rincones de la ciudad.

       Gracias a la peregrinación de muchos enfermos y ancianos que desean pasar sus últimos días junto al Ganges, la ciudad recibe permanentemente en sus residencias a los numerosos moribundos. Junto a la orilla, los crematorios son un ritual que suceden permanentemente en las llamadas ghats, o escaleras de piedra que descienden en la orilla del río. Benarés.

     Conforme vamos acercándonos a la ciudad de Benares, podemos ver en las orillas como a primeras horas del día, antes del amanecer, a sus habitantes como se lavan, limpian sus ropas, su alma con ceremonias de autopurificacion, hacen sus aduciones o incluso se ven a los sacerdotes, como recitan oraciones sagradas, diversos mantras de la escrituras sagradas de los vedas,el Gayatri mantra, es uno de los mas importantes, por que invocamos, imploramos e evocamos dando la bienvenida al Dios sol. Cuenta una leyenda que el día que se deje de dar la bienvenida al sol, este desaparecerá, con ello traerá la destrucción del planeta.






    Sus aguas están tranquilas, solamente se hace notar el ruedo del agua cuando choca con la pequeña barca y en la misma orilla, esta costantamente siendo acariada y salpicada por el mismo agua, por sus gotas. Estoy allí, escuchando, viendo, oliendo, sintiendo toda la grandeza de aquel lugar, la percepción que yo siento, me hace sentirme vivo, pletórico, lleno de vitalidad.. Estamos en Veranassi, anteriormente conocida como Benares occidental, es la ciudad santa consagrada al Dios Shiva, la ciudad da la bienvenida a todos los peregrimos que llegan hasta allá, su atmósfera es mas intensa que la de cualquier otro lugar. 



    Los enfermos y los inválidos se amontonan en los bancos del rió, con la esperanza de que algún día morirán en estas sagradas orillas, interrumpiendo así el ciclo de la vida y de la muerte. Así la vida y la muerte son aspectos de una misma realidad. La muerte nace de la vida y la vida de la muerte, entre todas las plegarias que se escuchan a lo largo de este rió, se puede oír ininterrumpidamente la silaba Om. Encarna el ultimo sentido del mundo, el alfa y el omega de toda sabiduría.


      Conforme mas nos adentramos en esta ciudad, mas aviva mi alma, por que me siento, mas emocionado estoy, mas me siento yo, solamente que soy, nada mas que eso, pudiendo percibir e involucrarme en el aquel ambiente tan especial, lleno de sosiego y en perfecta armonía, con los seres y con lo mas importante que hay esta existencia como lo es Dios.




     Desde el bote, veo las escaleras que llegan gasta el rió, llamadas gagh, que se extienden a lo largo de 7 km, por todo el rió ganges, oraciones, rituales y acciones místicas, se entremezclan diarimente con total naturalidad . LosBrahmanes, los Yoguis y los Gurus, se mezclan entre la multitud de los creyentes que se agolpan aquí a diario, convirtiéndose en testimonios presenciales de la carnalidad relacionados con lo mas sagrado.













No hay comentarios:

Publicar un comentario