PAGINAS

viernes, 12 de agosto de 2011

BENARES -CIUDAD SAGRADA- (VISITANDO LA CIUDAD DE BENARES) CAPITULO 3º


    Después de haber estado alrededor de 1 hora mas o menos, que era lo que habíamos acordado, para dar un paseo alrededor de la ciudad de Benares en el barco, viendo como los hindúes dan la bienvenida a un nuevo día, viendo la amplia diversidad de cosas que nos ofrece aquella hermosa ciudad, pudiendo disfrutar de ese intenso amanecer, que es eterno y tan real como la vida que marca aquellos seres llenos de luz, que apenas muchos de ellos no tienen ni para comer, ni tienen coches de lujo, ni chalet, ni nada de nada material, pero si tienen una gran riqueza a nivel espiritual, eso es lo que les da la vida, llenos de felicidad, su fe en ese Atman, que les hace vivir el día con felicidad y gran armonía, sin deseos, sin grandes lujos, solamente por saber ser y estar, dos grandes valores, que hoy se han perdido en la Sociedad de occidente.

    Estando allá, percibiendo y viendo todo aquel espectáculo tan hermoso, tan sencillo, tan humilde tan.... Apenas puedo contener esta emoción que me invade por todo mi cuerpo, por que estoy y soy feliz, mi pensamiento no paraba de tener  como reflexiones acerca de como vivimos, de como somos de desagradecidos a la vida, al planeta o a ese Dios tan infinitamente generoso el cual nos dio la vida y esta tierra en donde pisamos muchos seres a lo largo de día a día.
       ¿Es esta la sociedad actual con la que el ser humano a soñado siempre? ¿Con la que ha creado para el beneficio de unos y la desgracia de otros? Si habremos avanzado tegnologicamente, pero carece de recursos propios para ser feliz, que solamente sabe crear conflictos entre ricos y pobres, aquella que no cree en si mismo, aquella que va perdiendo la fe, la esperanza y el amor, de quien nos dio la vida, aquella que acumula bienes materiales día a día para satisfacer sus deseos vanales, aquella que a un teniendo mas que otros, olvidando por completo que otros no tienen nada, muy a su pesar quieren mas y mas, la enfermedad del egoísmo y la avaricia, están presentes en sus vidas, repercutiendo de cara hacia los demás.

     Le digo al guia que es quien esta conduciendo el bote, si me podría acercarme hasta la orilla, para pisar la tierra otra vez de nuevo, por que si algo me he dando cuenta que si que aquella ciudad es realmente mágica y sagrada. Esta ciudad que cuando era pequeñito la veía en documentales, no entendía el por que quemaban o arrojaban a los cadáveres al agua, por que si, pero todos esas respuestas conforme va pasando la vida, obtenemos respuestas, esas respuestas son como claves que nos descifran el por que existir concientemente.
  
    Se que este es el principio para dar un paso mas hacia adelante en mi realización como ser espiritual, para la conquista de mi mente, de esos miedos e inseguridades, que a muchos de nosotros no nos dejan ver mas allá de lo que es simple realidad. Afortunados somos muchos de nosotros los que hemos despertado de este sueño, somos muchos los seres aquí en este planeta llamado tierra, para crecer, servir y ayudar desinteresadamente, alejándonos de esa malla o ilusión, de ese pensamiento vago, inseguro, intolerante, mundano y lo peor de todo autodestructivo. ¿La mente para que es para ser amiga o enemiga? ¿Para crear o destruir? ¿Para creernos el centro del universo, fardando o alardeando de lo que no somos en realidad? ¿Es acaso un instrumento para satisfacer nuestros deseos de vanidad, de incomprensión o de arrogancia?

     Estos pensamientos a modo de reflexion me vienen constantemente una y otra vez, se que a un queda bastante recorrido, para llegar hasta el bosque, en donde nos aguarda el Yogui, pero tengo ganas de que mis pies toquen aquella ciudad sagrada, por lo menos para relaccionarme e involucrarme, estando mas en armonía, dándoles placer a la diferentes percepciones y sensaciones, que el cuerpo, la mente y el alma, están sintiendo.



  
     Dispongo de unas horas para conocer esta gran ciudad, para ser uno mas en aquel entorno tan especia, para fluir.Me quito los zapatos y salgo del bote descalzo, para notar, como debajo de mi hay una ciudad, sagrada y santa. Mi cuerpo empieza a sentir diferentes sensaciones a un con mas fuerza, lloro por tanta emoción, por tanta gratitud, la vida es bella, al margen de los mas escépticos, por que ellos se sienten atrapados en sus sueños, ilusiones y deseos, que no les deja ver lo simple y bella que es, solamente hay que sentirla con el corazón, no con la mente, de lo que puede ser la vida. para unos el paraíso y para otros el infierno ¿Por que si no somos felices en ella, tenemos que hacer que otros no lo sean? ¿Que hay de malo en llorar por la gratitud, belleza y diversidad que esta existencia te ofrece?.

      Miro alrededor ve o la belleza, armonía, paz y amor, si es cierto que sera vieja, que no habrá multinacionales, ni discotecas, ni pub, ni grandes lujos, ni glamour, ni modas, pero lo cierto es que hay esencia divina, que eso es lo mas importante, aunque tuviesemos que retroceder siglos atrás, para empezar a construir otro planeta mejor, sin miedos, sin guerras, sin hambrunas descomunales, sin miedo a nada, despertando esa conciencia universal, haciendo el bien solamente por la felicidad incondicional de otros, dejando una herencia llena de riqueza y valores de grandes espirituales que hoy en día estamos perdiendo, por tonterías, inconsciencia y lo peor de todo falta de sentido común.


        Por unos instantes puedo observar como si el tiempo se hubiese detenido, estoy paseando por esas callejualas de antaño, las cuales se pueden ver diferentes puestos de tiendas, gentes, aromas, sabores y colores, por que si algo tiene la India, es riqueza en cosas humildes y sencillas. Niños y gente mayor, artesanos, peluqueros y un fin de cosas que se han perdido en una sociedad occidental tan moderna, pero que cuando las ves, te hacen recordar, no dejando de ser inadvertidas a tus ojos..





No hay comentarios:

Publicar un comentario