PAGINAS

lunes, 12 de septiembre de 2011

LA NATURALEZA DE LA MENTE


      La mente es como una television, va cambiando de canal en canal constantemente, cada dos por tres, unas veces estamos bien, otras mal, otras somos felices, otras infelices, juzgamos, criticamos, humillamos, otras.... Así un sin fin de emociones, que no somos insconcientes, creando mas negativas que positivas, siempre estamos de aquí para ya, con nuestros estados mentales ¿Por que pasa esto?.

     Siendo que tenernos voluntad, pensamiento y consciencia, que no somos animales, ni actuamos por instinto como ellos. ¿Por que somos peores que ellos? ¿Por que actuamos como ellos? La mente esta muchas veces velada por la ignorancia, la conciencia se ve así misma en el estado de agitaciones e interpreta sus propias perturbaciones como objetos, que existen fuera de ella, se conoce así misma como manas o mente.

     Cuando fija su atención sobre una percepción determinada, se le conoce como buddhi o intelecto, con su facultad esencial de determinar o comprender. Cuando es el colmo de la ignorancia y la locura, se identifica así misma como un objeto, concreto e existente, se le conoce como ahamkâra o ego. Cuando abandona la investigación adecuada, poniéndose a jugar con el torrente del pensamiento que surgen y desaparecen, sin cesar se llama chitta o substancia mental.

      Puesto que este movimiento en la conciencia que llamamos percepción o pensamiento, es acción sin un agente responsable de tal acción, cuando persigue el placer de ese ilusitorio agente, la propia conciencia se reconoce conoce como acción o karma. Cuando la conciencia cree haber visto cosas en el momento anterior, se le conoce como smiriti o memoria. Cuando los efectos de los placeres pasados, continúan presentes en la substancia mental, aunque ya no se perciban directamente, la conciencia se conoce como vâsanâs o tendencias latentes.

      
      Cuando es consciente de que esta division del sujeto y del objeto, solo es el producto de la ignorancia, se conoce como vidyâ o conocimiento. Cuando se mueve en dirección contraria, hacia un total olvido de si misma y se hunde rotundamente en falsas ilusiones, esa misma conciencia se le conoce como advidyâ o ignorancia. Cuando entretiene al ego con sensaciones, se le conoce como sentidos o indriyâs. Cuando permanece inmanifestada en el ser cósmico, se conoce como prakriti o naturaleza. Cuando crea confusión entre la realidad o apariencia, so conoce como maya o ilusión. Cuando se disuelve en el infinito , es la liberación llamada moksha. Cuando se siente esclavizada, es esclavitud o bandha y cuando piensa que es libre, es emancipacion o nirvana.


      Después de haber descrito la diferentes formas de la naturaleza de mente, deciros de que es la luz de la conciencia eclipsada, por la falta convicción en la existencia del jiva. Esta mente se encarna ella misma en diversos seres humanos, sean divinos, demoniacos y celestiales.


     ¿Que utilidad puede tener analizar todas estas apariencias externas, si la verdad es muy otra? El único factor que tenemos que examinar es la propia mente, por que cuando investigamos indirectamente su propia naturaleza, todos los objetos creados o mejor dicho todas estas apariencias se ven como creaciones suyas. Solo la conciencia infinita, permanece como algo increado por la mente. Cuando es observada atentamente, la mente se reabsorve en su sustrato y parece disolverse, cuando la mente se disuelve, se produce la libración y con ello cesan las reencarnaciones, lo que parece vivir y morir, solo es la mente
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario