PAGINAS

viernes, 9 de diciembre de 2011

LA TIERRA EN LA QUE HABITO (EL ECOLOGISMO). SEGUNDA PARTE

    Los desafíos en una sociedad en pleno proceso industrializado, necesitaban voces nuevas, los caducos modelos de desarrollo. La concentración de residuos tóxicos, el urbanismo bastante masificado o el deterioro de la calidad del agua y del aire, son los argumentos de la nueva lucha.

    El ecologismo es el activismo de la ecología, en el sentido de constituir un movimiento cívico que pretende aplicar los conceptos ecológicos al cuidado del ambiente.El movimiento ecologista está unido con un compromiso para mantener la salud del ser humano en equilibrio con los ecosistemas naturales, se considera la humanidad como una parte de la naturaleza y no algo separado de ella. El ecologismo es la última ideología que se ha incorporado a las preocupaciones de la sociedad, y es la que más impulso tiene en la actualidad. Supone una nueva forma de hacer política, lo que implica un choque teórico con los economistas, un debate entre el desarrollo sostenible y el beneficio rápido. La ecología influye en todos los aspectos de la actividad económica.

   Dentro del movimiento ecologista mundial hay diversos acentos:
·  
   Ecologismo Naturalista: valoran mucho lo natural, se preocupan por la extinción de especies animales que empobrece la biodiversidad. Deja un poco de lado al hombre y se centra más en la vida animal.
·  
   Ecologismo liberal: tiene como meta la conservación del planeta en función de la producción de las riquezas. Busca alternativas frente a la escasez de recursos, sin plantearse si la orientación en el modo y en los fines de tal explotación es ética.


   Ecologismo tecnicista: maneja estadísticas acerca de la población mundial, los niveles de contaminación. Se plantea las proyecciones a partir de lo actual, quiere proponer formas de energía alternativa,cómo contaminar menos
·  
    Ecologismo sociológico-político: se centra en el tema de la superpoblación, del hambre y del agotamiento de los recursos no renovables, pero descuida las cuestiones de dignidad fundamental de la vida humana.
  
   Ecologismo humanista: una ecología para el hombre, considera al ser humano solidario con el mundo en el que vive. El problema es que carece de peso político y tiene poca fuerza frente al poder económico.

    Ecologismo espiritual: es una actitud de respeto, amor y devoción hacia el entorno, de la protección de la vida anímica y la riqueza interior.
   
    Ecologismo integral: afronta el problema de la destrucción de la naturaleza desde todas las perspectivas.


      El movimiento ecologista surgirá en los años 70, su registro dominante sera el de grupos muy comprometidos activos y mayoritariamente de ámbito local, bajo el lema libertad, paz y amor, en defensa de la naturaleza. 

      A partir de aquí es donde empieza a arrancar el ecologismo, el cual ha llegado hasta nuestros días, al cual confluyen esas corrientes conservacionistas, tales como las asociaciones de protección de la naturaleza, conservacion de las aves... Se transforman en organizaciones ecológicas modernas, tales como el tipo de Amigos de la Tierra o de Green Peace, por dar un par ejemplos, de ámbito internacional, a partir de los años 70. Ahí tiene mucha importancia en esa reconfiguracion del pensamiento y del movimiento ambiental- ecológico, tiene mucha importancia las luchas antinucleares.

      En la sociedad Española, la movilizacion ecologista contra las centrales nucleares, llego a tener una fuerte repercusión. A mediados de los años 70, en las pretensiones del gobierno, se contemplaban hasta 37 proyectos de centrales nucleares, en todo el país. En plena crisis del petróleo, el plan energético del año 1975, establecía en un plazo de diez años y según las previsiones del crecimiento, que la producción de origen atómico, fuera el 56% del total.


      En una sociedad aferrada a modos de vida y de trabajo tradicional, lo nuclear como motor de desarrollo, era una gran amenaza. La conciencia y el miedo del medio ambiente, que tenia la gente por aquellos años era el abandono del medio rural, por que las personas creían que se iba a extinguir, dando paso a vivir en las ciudades.


     Los grupos ecologistas encontraron en cada comarca motivaciones añadidas al miedo, a posibles escapes de fugas radiactivas, para oponerse a las instalaciones, desde la económicas, con el modelo agrícola-turístico de fondo, hasta las ultimas revindicaciones mundiales.

    Hemos de cambiar nuestro habitos energéticos, utilizar mas autobuses, trenes de cercanías, bicicletas o andar mas. Hemos de ser mas cuidadosos con el uso de las energías
en las casas, para conservar el aire fresco en las calles y reciclar en los contenedores, el vidrio, el cartón-papel, materia orgánica o los plásticos.


    Se iban a utilizar cuatro planetas como el nuestro, si todo el mundo pretendiera vivir y consumiendo, según esa pauta de despilfarro imitada en todo occidente. El objetivo sostenible si uno va a sus sentido esencial, quiere decir durable, es decir, es un sistema que puede durar a lo largo del tiempo, sin colapsar, sin ir dañando aquellos fundamentos en los que se apoya, pudiendo pervivir en el tiempo. Si nos hacemos la pregunta de por que esta pasando esta crisis económica-social-ecológica es que es insostenible y que algo en verdad esta fallando.


    En ese derroche tiene que ver mucho el uso y el abuso de los combustibles fosiles. Con las nucleares a un en el debate sobre su seguridad, buscar recursos energéticos renovables, es una toma de conciencia para recuperar un soporte duradero en la tierra. La crisis del petróleo en 1973, expolio a que muchos países buscasen alternativas a los combustibles fosiles. A finales del siglo XX, el 85% de la energía comercial mundial, provenía del oro negro, del gas natural y del carbón.

    He buscado en lo profundo de la tierra y ahora buscamos soluciones en el sol. El planeta recibe 178 billones de batios y solamente consume el 0,007% de eso. ¿Cuanto consume la humanidad? Una persona necesita 100 batios y aproximadamente somos 6.500 millones de personas, multiplica 6.500 millones de personas por 100 batios y sale que la humanidad consume el 0.5% del 0.007%, teóricamente estamos muy lejos de morirnos de hambre, eso esto es un dato que encontré a modo de consulta. 

    ¿Que esta pasando con el hambre en aquellos países que no tienen para comer?. Que ocurre entonces, que llevar esa alimentacion al ciudadano medio, por que eso conlleva un gasto energético que no esta optimizado, es ahí en donde esta la clave del desarrollo sostenible y que los Gobiernos de las naciones deben de responder, para erradicar el hambre en el mundo.


  
 




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario