PAGINAS

lunes, 23 de enero de 2012

CREAMOS UNA VIDA FICTICIA, DESPUES NOS SENTIMOS VACIOS Y DESCONTENTOS, PERO NUNCA ES TARDE PARA CAMBIARSI DE VERDAD LO QUEREMOS 1º PARTE

     A lo largo de la vida van pasando muchas cosas, unas no son tan buenas como nos gustaría que fuesen, pero también es cierto, que sin estas cosas no tan buenas o tan desagradables, como creemos que pueden llegar a ser, no son mas que un aviso de cambio, en el que estas tu y Dios, es como una segunda oportunidad que la misma vida te ofrece y te brinda, para crecer como ser humano.

    Creemos crear un estatus social idóneo para estar ahí felices, pero por fortunas las cosas cambian, sino que aliciente tiene el vivir, siempre felices, siempre contento, negamos el sufrimiento, el dolor o la angustia, basada solamente en cosas materiales o en placeres que solamente duran unos instantes, miramos al pasado, creando un futuro lleno de grandes expectativas, apartándonos de lo que es el presente en si y su gran fuerza, por que es aquí en donde se pueden cambiar las cosas, con la propia voluntad a otros niveles que muchos de nosotros desconocemos.

    La vida es un toma y va, muchos queremos derechos y rechazamos las obligaciones, que esas son las que nos dará el éxito final, para cambiar cualquier cosas que nos desagrade o incluso nos perturbe. Queremos mas y mas... Pero no damos a los demás, odiamos sin escrúpulos y juzgamos mirando la paja ajena en los demás, cuando nosotros nos creemos perfectos y la mente crea una imperfección totalmente errónea.

     Aunque aveces las cosas van como no esperábamos, es el momento de conectarnos al todo poderoso Dios, el nos mostrara el camino a seguir, con respeto hacia a ti y luego a los demás, con sencillez, con humildad, con amor y compasión, nos dará la fuerza necesaria para ser fuertes.

      ¿No es esta a vida que queríamos? Nos preguntamos muchos de nosotros, cuando nos sentimos vacíos por dentro. nos preguntamos muchos de nosotros: ¿Que se nos ha escapado si hemos participado de forma activa en crear cualquier instante y situación de nuestra vida?, ¿Y por que no somos felices?. Estos son los momentos en los que ya no podemos mas, por que estamos al borde del abismo, cuando es realmente nos damos cuenta de que no estamos solos, el ha estado siempre con nosotros y nos ama, por que es el momento de pedirle un cambio a Dios, el nos ha echo ver y recapacitar, de por que estamos así.

     Muchos de vosotros os estaréis preguntando por que pasan estas cosas en el mundo, pero las cosas o situaciones malas y desagradables las creamos nosotros no el, ¿Donde esta cuando pasan estas cosas?, ¿Acaso hemos querido alguna vez acercarnos a el?.

     Una vez que hemos pedido esa ayuda, de repente aparecen seres excepcionales, que vienen en nuestra ayuda, por que Dios esta en nosotros, en el amor que yace en nuestro interior, por que me he dado cuenta de que la mente esta muy condicionada, muy limitada, con su ego, con sus deseos, con sus dudas, siempre mirando la paja en el ojo ajeno, siempre queriendo ser mas que nadie, siempre queriendo tener la razón en todo, cuando hay muchos puntos de vista y muchas formas de contemplar la vida tal y como es.

      Cuando construimos a lo primero nuestra vida, mirándola hacia a fuera, la queremos hacer tan lujosa, como si fuese una gran mansión, en la que vivir feliz, pero luego nos damos cuenta de ese gran vació que hay en nuestras vidas. Esa mansión termina siendo como una ruina, al igual que nuestra vida, por que cuando nos envejecemos, es ahí en donde sufrimos o somos felices, llegando a si a el final del viaje de nuestra existencia. Lo que hemos creado, como por ejemplo esos grandes reyes, con sus palacios reales, que han sido en la inmensa mayoría de las veces a costa del pueblo, por las guerras o batallas absurdas y egoístas, por la culpa de un ser humano, de su ambición y de sus avaricia, sin darse cuenta ha dado vidas ajenas de otros seres, sin importarle el dolor, el sufrimiento y la sangre derramada, hasta llegar a la muerte, por defender a su rey y sus pertenencias... ¿Acaso todo eso se lo lleva tras de si cuando llega la muerte?. Lo mismo ocurre en nuestras vidas, lo único que nos llevamos es nuestra esencia espiritual, lo material aquí se queda.

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario