PAGINAS

martes, 17 de enero de 2012

EL INDIGENTE ENSANGRENTADO EN SU TRISTE AGONIA

     Hoy en día la sociedad esta muy alejada de lo que debe de ser en si, el sistema solamente favorece al rico o al ciudadano de ingresos medio-altos, lo que parecía un paso hacia adelante en muchas cosas, se ha transformado en un paso hacia a tras, excluyendo y dejando a merced del amparo de lo que es hoy en día, a los mas necesitados, como lo son los indigentes o mendigos, este articulo va dirigido a ellos, por que ellos, también son parte de esta sociedad, no por ello debemos dejarlos de lado, debemos atenderlos de la mejor forma posible y cuando están en alguna situación de peligro, ayudarles y protegerlos, como si fuesen parte de nuestra familia.   

    Ahora voy a daros una pequeña definición de lo que son los indigentes, son personas que carecen de vivienda adecuada y de ingresos propios, y que viven en una situación de pobreza y marginacion social. Se entiende como indigencia al ingreso insuficiente, aun respecto a alimentos únicamente, para cubrir una canasta básica de alimentos para un individuo o un  hogar.

     Este articulo es verídico como la vida misma, yo tuve la mala experiencia de estar allí, vivirlo en primera persona, lo voy a contar  como una anécdota a modo personal, ya que soy voluntario social y estoy a favor de ayudar al prójimo desinteresadamente.

     Era una fría tarde de invierno, exactamente viernes, andábamos por un gran paseo, al lado estaba el rió, en el cual sus aguas estaban tranquilas, pero su humedad se hacia mas que notar, era viernes y esos son los días en los que hacemos las salidas socioculturales, para la fundacion de salud mental con la que colaboro, a la que acudo ayudar sin ningún interés propio, si no hacia ellos quienes son los mas necesitados, los que necesitan no ser excluidos de esta sociedad, relacionase entre ellos, que mecesitan una oportunidad y por su puesto aprender de que una buena cultura enriquece a los seres humanos, haciéndoles ver de que quedan cosas muy importantes para aprender, por que solamente así se crece y se olvidan por unos instantes de su enfermad mental


    Aquella misma tarde, íbamos al centro histórico de visita cultural, podía percibir que la noche había ganado por completo al día, haciendo la aparición de la oscuridad. El frió intenso en la ciudad, se asemejaba a un gran congelador, tan solo quedaba aguantar este terrible frió, en el que el único consuelo era hacerle fuerte, llegando al propio destino, para llevarlos a ellos.

    
    Apenas estábamos a 200 metros del destino, cuando a pocos metros de nosotros, un indigente era golpeado, por otros dos por causas que apenas desconocíamos, pero podía palpar el sufrimiento, el dolor, la triste agonía y la soledad, que acompañaba a la malévola violencia, cruel y fría oscuridad.

     A veces en la vida tomamos decisiones, nacemos en la miseria o simplemente aquel indegente hizo que se relacionase con seres malignos, si esos que nos venden la moto o que dicen ser nuestros amigos, que nos conducen a este tipo de vivencia, que no solamente nos hacen apartarnos de lo que es en si el gran significado de la vida, cual es el motivo por que estamos en ella y su mensaje mas oculto e enigmático para encontrar la felicidad que a un muchos de nosotros vamos buscando, cuando esta en nosotros mismos.

    Entonces apareció la luz, con ella la soliraridad, el sentimiento de amor al prójimo y la palabra compasión se hizo mas que presente en el corazón. El indigente al igual que un niño se tratase, pataleando en el suelo frió, húmedo y aspero, pedía ayuda, entre lloros amargos, injustos  y crueles de lo que es el otro lado oscuro de la vida, ante nuestros ojos y los ojos de quienes habían dañado a ese ser inocente, sucio y ensangrentado por aquellas heridas, en el que lo único que pedía era que viniese la policía para que lo protegiésemos de aquellos tiranos ignorantes sin compasión y sin escrúpulos.


    Yo en esos momentos se encendió la llama de mi corazón, perplejo ante la triste violencia, la cual yo percibía, decidí sin pensármelo dos veces, llamar a la policía y explicarles lo que había sucedido, por que no soporto, ni pienso soportar las injusticias sociales.


      Por favor este articulo es a modo de reflexion personal, si algún día os encontráis en este tipo de situación, no dudéis en hacer algo por ellos, sacarles de la pobreza es difícil,  por que la vida que les ha tocado ya de por si es dura, pero si el facilitarles un poco de mas calidad de vida ¿Por que tienen que sorportar mas dolor? ¿Acaso no son seres humanos, como tu y como yo? ¿Acaso algún día no nos puede pasar lo mismo, hoy estamos bien de economía y mañana?, mas aun hoy en día que corren tiempos muy dificiles para muchos de nosotros.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario