PAGINAS

sábado, 4 de febrero de 2012

TERROR EN EL PROPIO SER HUMANO QUE SE CREA EN SU PROPIA VIDA

     La mente, su mundo irreal, lleno de fantasías, de miedos o demonios, ilimitada y de sueños inalcanzables. ¿Pasara esto o pasara lo otro?. Nunca estamos contentos o no sabemos disfrutar de este momento llamado existencia. Somos muchos los que estamos sometidos o somos sus esclavos a merced del pensamientos, acompañados de sus deseos, de sus pensamientos absurdos, de sus irrealidades que no existen o que jamas existiran, condicionados en el mundo la mayoría de nosotros por un pasado inaceptado con espectativas de futuro inexistente, vivimos por vivir y sufrimos por necesidad de querer ser contemplados o llamar la atencion, creemos siempre que lo nuestro es mucho peor que lo de los demás, haciendo siempre un granito de tierra en una gran montaña gigante y lo peor de todo es la creación de una gran limitacion que nos ponemos a hacer cualquier cosa que queramos hacer, por miedo al fracaso o simplemente por no creer o tener fe en nosotros mismos, llegando así a la falta de autoestima, esto trae como consecuencia la frustracion, deseando a los demás mala suerte, por que yo estoy mal, pues los demás también, por que somos muy egoístas casi siempre, ante el logro de otros seres, siempre queremos derechos, pero nunca obligaciones, queremos las cosas fáciles y si es posible que nos las hagan.


     Cuando salgo por ahí con los amigos a tomar una cerveza, en una boda o cualquier tipo de celebración, me gusta observar a los seres y puedo ver que en cuanto intoxican sus mentes son felices, todo es de color de rosa, risas y lo peor de todo se creen mas que nadie, todo es una buena excusa para beber, con unas cuantas copas de mas, son mucho mas abiertos, están mas contentos y lo peor de todo es que se muestran mas felices al mundo, por que ven la vida de color de rosa, pero indudablemente eso es un engaño de la propia mente.

    ¿Por que no podemos hacer esto a través por nosotros mismos?.Ser fuertes ante la vida y viviendo cada segundo de ella, con intensidad, aceptando todo y cuanto pase ¿Sin tener que recurrir a este tipo de sustancias?. Una gran medicina para el alma es la meditacion para poder calmar la mente y aliviar tantos perjuicios, condiciones o trastornos que nos llevan a enfermar, tanto dolor, tanto sufrimiento, tanta angustia, que sin darnos cuenta nos limitan de por vida. Pero meditar no es pensar, ni reflexionar, es enfocar la concentración de la mente en algo, para que ese pensamiento que va y vine se detenga, estando en perfecta armonía y lo mas importante no nos perturbe tanto por así decirlo.

   ¿A caso somos dominados por la mente o dominamos nosotros a la mente?. Para mi unos de los mayores retos es la conquista de la mente, ya que esta no para de pensar y pensar, nunca estamos en el mundo real, en el presente, siempre pensamos en luego, en después, en antes de..... Todo es mental, al igual que las percepciones de este, hasta para calmar la mente la alteramos con sustancias tales coma las drogas, prinero el subidon y luego la angustia, eso es un engaño. ¿De que sirve? ¿Acaso dura toda la vida? ¿Acaso es mejor estar bien y luego mal? ¿Que es mejor a prender a calmar la mente a través de nuestro silencio interior o de las percepciones que hay a fuera de nosotros mismos?. Las cuales solamente satisfacen nuestros deseos sensoriales.

    Se que es difícil calmar la mente de sus deseos, de su ego y de sus juicios, además de eso lo que hay afuera de nosotros nos hipnotiza, es el caso como por ejemplo los placeres terrenales, por así decirlo, tales como las modas que van y vienen, las experiencias pasadas que ya pasaron, un futuro incierto que decimos siempre para el día de mañana. Luego están las noticias que una de cada diez en un desgracia por así decirlo, no nos dicen que la vida es bella, rica en su gran diversidad y abundante en su sabiduría. ¿Acaso todo es malo? ¿Es un valle de lágrimas?


    También decimos es que no tengo tiempo para hacerlo, el tiempo es siempre una limitacion que nosotros mismos hemos añadido, sin contar, ni el saber, que muchos de nosotros al sentarnos en la postura de meditacion, cerramos los ojos y aparecen todo tipo de pensamientos, pero eso es un autoengaño que la misma mente nos genera, por que para conquistar a nuestra mente hace falta un gran esfuerzo, ya que ella esta siempre pensando por que es su naturaleza.

   Uno de los complejos con los que se desenvuelve el hombre en su interior más difícil de explicar y controlar es el miedo. Miedo al destino por ser incierto, miedo al fracaso,  miedo a las críticas. Miedo a no ser aceptado. Es cierto, mucho miedo, pero el más aterrador y patológico por así decirlo, es el miedo a enfermar y morir, por que nos enseñan a que cada día que pasa morimos, por que nuestro cuerpo tiene una fecha de caducidad, debemos aceptar y enfrentarnos a lo desconocido.

      Estos aspectos que se derivan del miedo se convierten en irrelevante “pecado”, desde que nacemos hasta que morimos, se nos ha puesto esta pegatina la de pecadores terrenales ¿Por que somos pecadores? ¿Acaso somos perfectos?: Incluso yo al escribir este articulo soy perfecto, solamente se que soy conciente de cada palabra, cada pensamiento y lo mas importante cada acción... 


     Esta pegatina que nos han puesto de por vida a muchos de nosotros, hace que nos inhibida al hombre a descubrir su verdadera identidad y de cual es su propósito de estar participando en el mundo. Todo esto se atribuye también, a la falta de fe y del desconocimiento del amor de Dios, que se prodiga por igual en todos sus hijos, cuando Dios esta en todas partes, en la propia vida, en la madre naturaleza, en nuestro interior....

     Se dice también, que el miedo se combate con la ausencia del temor al miedo, enfrentándonos a el. De igual modo que el mismo veneno de la víbora es el antídoto eficaz para contrarrestar el efecto letal del veneno. Pero más allá de esto, debemos estar consciente, que tiene la responsabilidad como deber de transformar con el conocimiento, todos los atavismos de hábitos y costumbres heredados ya que con ello, ir incrementando la fe en Dios y en sí mismo. Pero una fe realizada con amor a Dios de manera incondicional y de servicios; no de intercambio de fe por favores. Debe ser una fe sustentada en valores, y la responsabilidad y compromiso de realizar la máxima verdad de que es hijo de Dios con atributos de permanencia y coeterna esencia, mismísima de su Divinidad.

     Debemos tener fe en cualquier tipo de trabajo, en el personal, en el espiritual o en el trabajo que realizamos para esta sociedad, por que esto esta transformando y se está realizando en aras de su transformación; y entender que el miedo y sus anímicas secuelas son simplemente obstáculos del aprendizaje, cuando estos impulsan a salir de ellos de forma correctiva, pudiendo además ayudar a labrar y preparar el terreno para hacerlo fértil a la siembra del amor, pudiendo dar abundantes frutos conciliatorios entre una humanidad heterogénea -diversa- y sus puntuales patrones de conductas deformadas por miedos y prejuicios. 

      Con todo esto se corrige, que la psiquis es un alto productor en la calidad de estos complejos que como adherencias, se van engrosando con modelos patológicos y morfologías en sus variadas manifestaciones. Y esto a medida que el hombre hace paralelos entre lo irreal y lo real, logrando definir que el conocimiento de sí mismo, lo hace responsable único de sus triunfos o fracasos, como también, de “salvación o condenación” en sus estados de conciencia. Como consecuencia de todo esto, lo convierte en un Ser huidizo con miedo adicionado y el temor sugestivo de inmolar a su yo inferior al conocimiento. Con esta máxima se explica: “Que a mayor conocimiento es más la responsabilidad que se contrae…”

Todo esto hace por consecuencia, que el hombre corriente se complazca en permanecer oculto en el ostracismo de la ignorancia; y quien promueve el miedo para evitar que el Ser se realice en Dios y en el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario