PAGINAS

sábado, 21 de julio de 2012

YOGA: "CONSCIENCIA & ENERGIA". 3º PARTE


      La personalidad individual de cada ser tiene dos aspectos fundamentales: la consciencia y la energía. La consciencia es el aspecto invisible, inmaterial, inmutable. No tiene ni personalidad, ni características, es nuestra verdadera naturaleza y esencia. Es aquello a lo que el yogui desea unirse.


       La energía va unida por otro lado, es el aspecto eternamente cambiante, que tiene infinita formas y caracteristicas. Es la energía que crea, da forma e impulsa nuestro cuerpo- mente. La parte visible y tangible de nosotros mismos, es equivalente a la materia y a la fuente de todo lo manifiesto. La energia ni se crea, ni se destrulle, simplemte se transfoma. Del universo invisible no manifiesto nace el universo visible, el universo de formas, los vehículos que transportan a la conciencia individual, que puede estar despierta, soñando o dormida.


      El yoga tiene dos principales visiones de estudio, la primera es el cultivo de la conciencia y la segunda es el desarrollo de nuestras habilidades, nuestra fuerza y nuestra inteligencia creativa interiores, que nos permiten manipular y dominar el cuerpo mente. Cuanto mas conscientes mas grande es el acceso a nuestra inteligencia e intuición innatas. 


      Cuanto mas conscientes e inteligentes somos, con mas habilidad podemos realizar las diferentes técnicas yogicas, con el fin de experimentar cambios positivos, poderosos y creativos, cambios que pueden mejorar nuestras vidas y las vidas de otros.


      Desde un punto practico, el yoga es un sistema que nos permite introducir la conciencia en los sistemas energéticos del cuerpo-mente y sentir partes de nosotros mismos, que se habían vuelto inconsciente, que se habían quedado aisladas de nuestra percepción. La conciencia nos permite sentir mas y sentirnos mas conectados, mientras que cuanto menos concientes somos, mas aislados y desconectados nos sentimos. Todo este proceso tiene como consecuencia la salud y la fuerza mental. 

      Como practicantes de yoga, una de las mejores cosas podemos hacer es reforzar la continuadamente la conciencia de lo que estamos haciendo, mas que perseguir la técnica idealizada y perfecta. Cuando reforzamos la conciencia, podremos aplicar mejor nuestra propia intuición e inteligencia creativa a la practica del yoga. Así es como se cultiva la habilidad, la creatividad y el gozo.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario