PAGINAS

martes, 31 de julio de 2012

YOGA: "EL VIAJE DE LA CONSCIENCIA INDIVIDUAL A LA UNIVERSAL. 4º PARTE


      La personalidad se compone de un cuerpo-mente y una consciencia individual localizada, una consciencia individual localizada. La conciencia individual esta localizada  en un fragmento del tiempo y de el espacio. es como una pequeña identidad. Su verdadera naturaleza es la conciencia no localizada, pero solamente un fragmento de nuestra conciencia se encuentra despierta, mientras que el resto esta dormida o inconsciente. Por esta misma razón nos experimentamos a nosotros mismos como individuos, ya que nuestra conciencia es como la pequeña llama de una vela en una noche sin luna. Todavía esa conciencia no tiene el poder de un sol, que puede iluminar un espacio. Así que todavía no podemos experimentar esa parte de nosotros tan sutil y trascendente que según los Upanishads, brilla como un millón de soles.

      Puesto que nuestra conciencia esta limitada, solo podemos sentir una pequeña parte de nosotros, por lo tanto desarrollamos una pequeña personalidad la cual se identifica con una minúscula parte de nosotros mismos, es por ello por lo que nos sentimos muchos de nosotros separados del mundo que nos rodea y buscamos el camino del yoga, ya que una practica que nos une con la vida misma y con la de otros seres, con ese algo mas grande que pensamos o sentimos creer que somos.

       Aquello con lo que muchos de nosotros aspiramos a unirnos algún día, cuyo nombre es la conciencia universal, nuestro verdadero ser. Somos como peces que nadan en un océano, sin darse cuenta en las aguas transparentes y cristalinas, que son las que vivimos y nos rodean. Somos conciencias limitadas, sin ver mas allá de que hay una conciencia universal, inconscientes de su existencia, vagamos en el día a día a la deriva, aumentando por esa limitacion mas dolor y mas sufrimiento.

      Las filosofías Yoguicas y tantricas, que la conciencia universal, tiene un aspecto dual de conciencia cósmica, de energía y de materia cósmica. Estos aspectos de energía, materia y de conciencia, están estrechamente unidos y no se pueden separar, de la misma manera que no se pueden separar la luz y el calor del sol. Existe un mundo de formas que es existencia manifiesta, pero también un mundo de ausencia de formas, un reino de conciencia pura. 

       El aprendizaje de este gran estudio, en estos dos grandes polos en nuestro ser, es un viaje muy poderoso, sobre cogedor y lleno de gozo, puesto que se trata de indagar adentro de nuestra esencia y la esencia del universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario