PAGINAS

miércoles, 12 de septiembre de 2012

CRONICA: "CUANDO EMPEZAMOS TOMAR PLENA CONSCIENCIA APARECE EN NOSOTROS OTRA FORMA DE VIDA. EL PRINCIPIO DEL CAMBIO". EL YOGA ES EL CAMINO 18º PARTE


    Ya abajo en el portal de la academia de Yoga, le salto un bonito sentimiento de emoción y de amor hacia la India, rica en culturas ancestrales, rica en olores, rica en colores, rica en  en sabores, en cocina, rica en espiritualidad, en la que todo fluye, en la que es la madre en donde se asienta las divinas enseñanzas de su gran doctrina, impartidas por grandes Yoguis, Swamis, Brahmanes y todos esos Gurus, a orillas del rió Ganges, que hacen que el Yoga no sea una religión sino una forma de vida, de entendimiento de que no somos ni mente, ni cuerpo, somos algo mas que eso, somos un alma eterna y un espíritu libre de todo apego, condición y miedo, que generación tras generación, sin olvidar sus diferentes divinidades a sus diferentes Dioses, han ido pasando hasta hoy.

      Entonces tomo un profundo aliento de gratitud, tomo el ascensor que le dirigiría al paraíso de despertar de este sueño, de los que muchos a un no han sido capaces de despertar, viviendo en un profundo sueño que se llama ignorancia, viviendo atormentados en un día a día, sin ver mas allá de lo que es la mente, juzgándose así mismos o a los demás, yo soy esto, soy aquello, quien soy, por que soy..... Viviendo por vivir, esclavos de sus ideas, sin ver la otra realidad que existe, que es la de despertar de un sueño llamada inconciencia.

      Cuando entro en el centro, lo primero que hizo fue descalarse, apto seguido se dirigió al vestuario a dejar sus cosas. Entonces una vez que dejo sus cosas, allí le estaba esperando el maestro para darle unas pequeñas indicaciones. La primera fue que el yoga no es competición, que hay que tener paciencia y no rebasar él limite al que nosotros podemos acceder, simplemente es relajar, aflojar, soltar y concentrar en cada postura que  de realizamos.  Después le dijo que la clase se divide en unas partes, que poco a poco iremos aprendiendo.Tambien le dijo que solamente hiciese lo que pudiese, debido a su discapacidad.

      Al entrar en la sala, estaba en moquetada, de color naranja, con unas alfombras, una para cada persona, habría unas 25 alfombras, mas o menos, en cada alfombra había un zafu (cojín para hacer meditación) este era negro, pero también los hay en diferentes colores, debajo del zafu, había un cojín, también era negro. Una vez que tomo asiento, encima de la alfombra había que poner una gran toalla blanca, cuando se sentó pudo ver que enfrente había dibujado la gran silaba del Om, que es el mantra por excelencia del Yogui, al lado estaban las fotos del los gurus del maestro, enmarcados en un cuadro. Conforme iba pasando los minutos antes de tomar su primera clase, mas compañeros venían, todos vestidos de blanco, ya que el color blanco simboliza trasparencia, allí íbamos todos de ese color, por que para recibir las divinas enseñanzas del yoga, todos partimos desde cero.

    Sin embargo el maestro, que en realidad era un swami, vestía de color naranja, Se utiliza como signo de respeto cuando una persona se dirige a un Guru (maestro espiritual) y se aplica a los maestros espirituales de diferentes tradiciones y filosofías, escuelas u órdenes de diferentes religiones, en especial dentro del Hinduismo. Por lo general, es un título honorario que se les otorga a maestros de diferentes doctrinas (darshanas) que cultivan, por ejemplo el Vedanta, el Yoga... etc. o bien a maestros espirituales que no son religiosos. 

      Existen por este motivo diferentes tipos de swamis o mejor dicho diferentes tipos de personas que tienen el título de swami y por supuesto que pertenecen a las más variadas escuelas de filosofía y religiones.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario