PAGINAS

sábado, 6 de abril de 2013

ACEPTANDOSE UNO ASI MISMO PARTE 6º

  Pero no hace falta ser un admirador de los famosos para ser alguien que no está a gusto consigo mismo. Tenemos también el caso de personas que no aceptan su edad y miran a los jóvenes con envidia, ya sea por su apariencia física o ya sea porque les queda toda la vida por delante.

    Hemos de realizar un profundo examen de conciencia para empezar a salir del pozo en el cual nosotros mismos nos hemos metido, que no es mas la que la propia menté nos hace creer a través del ego. Es necesario realizar un cambio de valores y creencias si queremos hacer que nuestra vida sea mucho más rica de lo que actualmente es. Comenzar a valorar las cosas por lo que realmente son depende de nuestros ojos, nuestra perspectiva. Todo depende de nosotros, no hay nada fuera, todo está dentro. Por ello, ante una misma situación, una persona puede reaccionar de una manera y otra de una muy distinta. Pues todo (el secreto del 'éxito' o del 'fracaso') se encuentra dentro de uno mismo. Una persona que está a gusto con quién es, que se conoce y valora las cosas como realmente son, enfocaría la lista anteriormente citada de la siguiente manera...

-Físico: el templo físico es sumamente importante pues es nuestro soporte vital. La prioridad es que se encuentre sano, no bello. Un cuerpo sano casi garantiza al 100% una salud perfecta y ello nos quitará de grandes problemas. Es obvio que a todos nos gusta lucir bellos, guapos, lindos, pero ésto no debe convertirse ni en una obsesión ni en una desgracia, pues si valoras tanto tu físico es porque le das mucha importancia a lo que los demás opinen de ti. Por lo tanto, estarás demostrando sólo una cosa: que tú no te quieres absolutamente NADA y necesitas de la aprobación y valoración de otros. Si quieres estar sano y con un cuerpo físico en buenas condiciones, comienza a cambiar tu vida para que así sea: haz deporte de vez en cuando, alimenta tu cuerpo de una manera sana y equilibrada, prioritariamente una dieta vegetariana. Llevando estos dos puntos de una manera equilibrada, como una constante en tu vida y no algo que se hace en un par de meses para lucir bonito en navidad o en la playa, tendrás grandes resultados. Y por último y no menos importante: acepta tu edad, acepta en qué punto estás. No quieras lucir siempre como si tuvieras veinte años. Hay personas de edad avanzada o 'maduros' que están estupendos, y eso ocurre porque cuidan su cuerpo mediante el deporte y la alimentación y porque están a gusto consigo mismos. Por lo tanto, ese aspecto psicológico y emocional les hace lucir de una manera que los tristes y vacíos no pueden lograr.

-Dinero: el dinero te ofrece la posibilidad de sobrevivir. En una sociedad capitalista, es necesario para adquirir incluso los bienes de primera necesidad, como la comida y una casa. Te vale para adquirir productos, para vivir experiencias. Pero pasar del punto donde necesites dinero para vivir al de desearlo para poder acceder a todo lo que quieras, sólo hace que demuestres que le des demasiada importancia a lo material. Hay un refrán que personalmente es uno de mis favoritos, y que procuro llevarlo a la práctica en todo lo que puedo: 'no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita'. Está muy bien poder disponer de ropa, un automóvil, una casa. Está genial poder realizar un viaje, comprarte un capricho. Pero cuando ya deseas pasar de tener un automóvil a querer otro más, a tener varias casas, un armario lleno de ropa que apenas utilizas y así atesorar multitud de objetos y posesiones, hace que te estés convirtiendo en 'uno más' de este modelo capitalista triste y realmente pobre, además para que tanto, si al final de tu vida lo dejas aquí todo y te dirán que eres el mas rico del cementerio.

     Una persona pobre en valores, en ideales, donde sólo se mueve en el mundo de las apariencias, en el poseer para así considerarse 'alguien'. El mundo de los ruidos y las luces, de los objetos materiales, te hace distraerte de lo que es realmente importante y positivo para ti: tu crecimiento interior. Y ésto no se realiza comprando en una tienda un pack de 'crecimiento interior', porque esas cosas no se venden: se cultivan, se trabajan día a día. Y uno de los puntos fuertes para conseguirlo es el manejo del ansia materialista. Yo personalmente agradezco un plato de comida, un techo bajo el que dormir y unas necesidades básicas cubiertas como luz, agua, gas y teléfono, teniendo tiempo libre para disfrutar mi vida, que el tener empresas y negocios que me den mucho dinero, pero que se lleven como pago mi salud, mi energía y mi tiempo.

-Posición social: la persona a la que principalmente debes admirar es a ti mismo. Y no porque seas bello o porque seas un 'genio' en algo, sino porque te encuentres feliz contigo mismo, con tu interior. Porque poseas un estado de calma y equilibrio que te haga poder estar solo, en silencio, sin que nada se agite en ti: ni dudas, ni miedos, ni sentimientos de culpa... El querer ser reconocido por los demás denota que tú mismo no te reconoces. No te sientes especial y anhelas que otros sí que te vean así. Sin embargo, es IMPOSIBLE que otros te den lo que tú mismo no te das. No serás querido si tú no te quieres. No tendrás reconocimiento si tú mismo no te reconoces. Trabaja contigo mismo, conócete, haz cosas que te hagan sentir bien con tu interior y encontrarás un oasis donde sólo querrás y desearás que una sola persona te admire por quién eres: tú.

     A día de hoy, el mundo está lleno de personas tristes, vacías, mustias, grises... que sólo valoran la belleza física, la fama y el lujo. Y así les va, que son auténticos seres desubicados que miran con deseo y lascivia fotos de jovencitos, que observan con envidia la vida de los famosos, que se mueren internamente porque alguien les diga 'tú eres especial'...

No hay comentarios:

Publicar un comentario