PAGINAS

lunes, 4 de agosto de 2014

EL UMBRAL DEL CAMINO 2º PARTE


"En la tradición budista se dice que obtener el nacimiento humano, es tan raro como que una tortuga ciega, que emerge hacia la superficie de un vasto océano, una vez de cada cien años, introduzca su cabeza por la abertura de un yugo de madera que flota a la deriva en el agua. 

Una analogía más actual seria la posibilidad de que un guisante caído desde un avión se clavara en la punta de un alfiler sujeto por alguien en la tierra, así de raro y por tanto de precioso, se dice que es un nacimiento humano. Con el se nos brinda una, oportunidad preciosa, la de alcanzar la iluminación o la realización en esta vida, que es resultado de la aspiración formulada a través de innumerables vidas. Desde el punto de vista budista, cuando tales aspiraciones maduran, se encuentran con las condiciones y  con los maestros adecuados, se puede entrar en el camino de la practica y alcanzar iluminación.."
 
Somos muchos de nosotros los que queremos vivir una vida llena de plenitud, pero también es cierto que no sabemos como hacerlo, queremos grandes cambios en nuestra vida y en el mundo mundial, pero para que cambien las cosas debemos de cambiar nosotros mismos a un nivel interior, necesitamos sacar todos esos condicionamientos, apegos, miedos y vencer a nuestro mayor rival al ego, haciendo que creamos ser lo que no somos, para ir construyendo castillos en el aire.

Para que este gran cambio se produzca lo que debemos es conectar con nuestro interior, para ello la mejor medicina y herramienta la meditación, por que ella es la que actuara sobre nuestra alma y el corazón, no desde la mente que desgraciadamente hoy en día esta muy acondicionada por factores externos a nosotros.

La vida es muy simple y sencilla, solamente debemos de ser concientes de la oportunidad que nos brinda para crecer espiritualmente, no mundanamente... VIVA LA VIDA !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario